Pleno en Cambrils: Un silencio que no favorece a nadie

Tensión. El pleno, con varios puntos de trámite, vuelve a ser testigo de la mala relación entre la alcaldesa Camí Mendoza y la edil Ana López

Cristina Sierra

Whatsapp
Los concejales del gobierno y de la oposición durante la sesión plenaria telemática celebrada este lunes.  FOTO:C.SIERRA

Los concejales del gobierno y de la oposición durante la sesión plenaria telemática celebrada este lunes. FOTO:C.SIERRA

La tensión entre la alcaldesa Camí Mendoza y la concejala Ana López ha vuelto a marcar la sesión plenaria telemática celebrada est lunes. No es ningún secreto de que no son las mejores amigas, de hecho, su relación profesional y personal se dañó incluso antes de finalizar el mandato anterior en el que la socialista ejercía como segunda teniente de alcalde. Una vez el PSC quedó fuera del nuevo gobierno, la tensión entre las dos ha ido a más, protagonizando más de un momento incómodo en los plenos, con reproches y enfados que lamentablemente acaban convirtiéndose en noticia.

Este lunes las dos tenían una oportunidad de oro para explicarse públicamente sobre el caso del conserje que salió a la luz hace dos semanas y en el que ambas están implicadas. El mismo día que el Diari publicó la noticia, López defendió su gestión en un comunicado y criticó que no era de recibo que el gobierno actual dijera que no tenía constancia del informe que ella misma firmó, y que recogía las quejas de una trabajadora de su departamento sobre un supuesto acoso del conserje que trabajaba en el mismo edificio.

«Ha habido una negligencia del gobierno por inacción, por pasividad, por desinterés…no puedo entender porque no han hecho nada», dijo López, que también aprovechó las redes sociales para defender su postura y explicar a sus seguidores que había puesto en conocimiento del gobierno estas quejas.

Sobre qué ocurrió con el informe sigue siendo una incógnita. Si en el pleno de octubre todos los grupos condenaron la trata con fines de explotación sexual a raíz del caso del policía investigado como presunto miembro de una red de prostitución, este lunes se ha optado por el silencio y no se ha hablado sobre por qué no se investigó en su momento este supuesto acoso que se ha denunciado dos años más tarde. Un silencio que no favorece a nadie. 

Pero a falta de explicación oficial, el rifirrafe entre Mendoza y López ha vuelto a protagonizar uno de los momentos más sonados del pleno. En la parte de las mociones, la alcaldesa ha dado paso a la que presentó el PSC, en defensa de la concertación territorial y la ocupación, con una reflexión. «Esta misma moción la presentaron el 24 de febrero de este año. Contrastando los dos textos solo cambia un párrafo», ha dicho Mendoza, que pidió su retirada. 

Pero esta petición ha hecho que López estallara contra la alcaldesa. «Me alegro que algunas cuestiones se las miren con detenimiento», ha apuntado la socialista, que lamenta que Mendoza controlara qué presentaba el grupo en los plenos. «Hago mi intervención como creo que es oportuna hacerla. Ya le dije que esta moción la volvería a presentar. Quiere quedar por encima de los demás y no lo puede hacer», le ha dicho a la líder de ERC. 

La portavoz del partido ha recordado que el día que presentó este documento también reclamó una serie de documentación que todavía se no le había facilitado. Fue en ese momento cuando la alcaldesa intentó que López no desviara el tema y contestara si retiraba o no la moción, algo que enfadó todavía más a la concejala, que incluso llegó a tener el micro silenciado durante unos segundos. «Yo la retiraré porque quiero añadir más información pero cuando la retiro recuerdo que habían cuestiones que no se contestaron. ¿Era necesario todo este show? Esta mano tendida que siempre dice, debería de replantearse la forma de llevar el pleno», ha zanjado la edil.  

Amortización «contradictoria»

Otro punto que generó discrepancias, esta vez entre oposición y gobierno, fue la amortización anticipada del préstamo unificado suscrito con el Banco Santander en 2019. El concejal de Hisenda, Jaume Gila, ha explicado que se había tomado esta decisión porque ahora se podía hacer el pago y no sabían cómo estarían económicamente en 2023, además que suponía un ahorro en pago de intereses. Sin embargo, esta explicación no ha convencido a la oposición. El portavoz del PP, David Chatelain, ha asegurado que la amortización era correcta técnicamente pero que este dinero se debería haber destinado a otras finalidades. En esta línea, el concejal de Cs, Juan Carlos Romera, ha recomendado al gobierno que aumentaran la capacidad crediticia a la vez que se amortizaba el crédito para dar solución a las necesidades que tiene el municipio, tanto a nivel estético como de limpieza, estado de playas o la economía. 

También Ana López ha manifestado que no era el momento de hacer este paso contradictorio. «La economía local está hecha un asco y por extensión la población también. Y quién cobrará será el banco en vez de las personas? No entiendo nada», ha dicho la socialista.  En el turno de réplica, Gila ha mostrado su confianza de que se trataba de una decisión «acertada». 

Temas

Comentarios

Lea También