Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Poblet deja paso a Segura de forma discreta

Vila-seca. Más de 1.500 personas apoyaron ayer a la candidatura ‘Vila-seca Segura‘ en un acto en el centro de convenciones de PortAventura

Carmina Marsinach

Whatsapp
El actual alcalde Josep Poblet y el candidato Pere Segura ayer durante el acto central de la campaña electoral.  FOTO: Alfredo González

El actual alcalde Josep Poblet y el candidato Pere Segura ayer durante el acto central de la campaña electoral. FOTO: Alfredo González

Josep Poblet sigue ahí pero desde la retaguardia. El actual alcalde de Vila-seca está dejando paso al nuevo candidato, Pere Segura, de forma discreta. Ayer, durante el acto central de campaña que reunió a más de 1.500 personas en el centro de convenciones de PortAventura que mostraron su apoyo al proyecto de ‘Vila-seca Segura’, el edil pasó de lo más desapercibido. 

El acto, conducido por el actor Fermí Fernández, arrancó con la presentación de todos los candidatos uno por uno. El primero en subir al escenario fue precisamente Poblet que cierra la lista de Segura mostrándole así su apoyo. Fue ovacionado e incluso parte del público se puso de pie. Se le veía emocionado. Una treintena de vila-secanos de todas las edades, barrios y condiciones que forman la candidatura también fueron presentados. 

Segura se hizo esperar. Antes de comparecer se mostró un vídeo donde explicaba quién era y sus orígenes. Su padre andaluz, su madre catalana. Y en el que mostró su forma de entender la vida: «vivir es escuchar y compartir» y señaló que quiere escuchar Vila-seca para llevar a cabo «la ciudad que soñamos». 

Josep Poblet saludando a los más de 1.500 asistentes al acto celebrado ayer en PortAventura. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Fue entonces cuando entró aclamado por el público con una música de lo más épica. Como en otras ocasiones, durante su discurso, en el que se expresó tanto en catalán como en castellano, mostró una posición centrista y remarcó que no cree en los blancos y negros: «Tenemos que saber escuchar la Vila-seca de todos los colores y matices (…) la verdadera patria es el lugar donde vivo, amo y respiro», dijo enérgicamente. 

El sucesor de Poblet quiso dejar claro que su patria es el lugar donde vive, ama y respira

Segura quiso dejar claro que vive la política de forma vocacional y que ser escogido alcalde sería un honor. El candidato hizo un breve repaso a su proyecto que aseguró que a diferencia de los otros que hablan de cambio sin explicar en qué consiste, su partido tiene un «proyecto global». Quieren impulsar mejores políticas sociales para promover el bienestar de los ciudadanos, así como seguir creando nuevos equipamientos deportivos, una nueva Biblioteca, impulsar la remodelación del Celler y el Castell y potenciar las fiestas mayores como elemento de unión y proyección de la ciudad. 

El candidato también expuso que su propuesta urbanística seguirá en la línea del Raval de la Mar con el futuro paseo cívico con el que quieren unir La Pineda con La Plana. 

Una encrucijada histórica

«Somos un pueblo que coge la diversidad de todas partes. Compartimos orgullo y estimación por nuestra ciudad (…) el mejor equipo y el mejor proyecto lo tenemos nosotros», dijo Segura. 

Para terminar, el cabeza de lista de ‘Vila-seca Segura’ definió el actual momento por el que pasa la ciudad como una encrucijada histórica: «Hemos de escoger si queremos construir un camino de éxito con un nuevo impulso o nos queremos tirar al vacío y asumir un riesgo. Esta elección la tenéis que hacer vosotros. Vosotros decidís», concluyó.

La confianza que necesitan debe ser mayoritaria si pretenden seguir gobernando en solitario como hasta ahora. Y es que cabe recordar que Poblet ha sido alcalde durante casi 30 años con mayoría. Segura no lo tiene fácil para igualarlo, pero el de ayer también fue un acto de confianza hacía el nuevo candidato, que tuvo todo el protagonismo. 

Poblet no dirigió ninguna palabra a los asistentes. Fue uno más aunque siga siendo el centro de las miradas. Su trato amable y próximo con la gente, fue el mismo de siempre. 

El acto terminó con un espectáculo made in PortAventura y una cena informal.

Temas

Comentarios

Lea También