Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Polémica por el futuro plan del Barranco de la Masieta de Creixell

Parte de la oposición se opone rotundamente a llevar a cabo esta impermeabilización de la zona del Rincón del César por «seguridad»

ESTHER FIGUEROA

Whatsapp
Las calles de la urbanización se inundan siempre que llueve con intensidad. FOTO: alba mariné

Las calles de la urbanización se inundan siempre que llueve con intensidad. FOTO: alba mariné

La modificación del Plan General de Creixell, centrada en el ámbito del Barranco de la Masieta, se aprobó en el pasado pleno municipal con la oposición rotunda del grupo del Partido Popular. El Plan General fue aprobado por mayoría absoluta y llevado a Urbanismo de Tarragona, que decidió que para aceptarlo se debían hacer una serie de modificaciones para mejorar el proyecto. Ahora el Ayuntamiento ha aprobado dichas modificaciones y estas deben pasar nuevamente por Urbanismo, que tiene que volver a valorar el proyecto del municipio para decidir si se puede tirar hacia adelante o se necesitan más cambios. 

Con la aprobación de las modificaciones, se impermeabilizará la zona para que se reduzca el nombre de viales y se aumentarán las superficies de las zonas verdes y de equipamientos. Además, se verá incrementada la superficie de laminación de agua del Barranco de la Masieta, que ayudará a que «el agua no baje con tanta fuerza como lo hace en la actualidad, será una reconducción del agua», explica Jordi Llopart, alcalde de Creixell. 

Problemática de inundaciones
El Partido Popular, con su portavoz María Dolores Juncal, destaca que «al impermeabilizar estos terrenos, el agua irá calle abajo y se aumentará el caudal». Y la concejala del partido añade convencida: «La edificación puede poner en peligro a las personas porque son unos terrenos que están en una riera que provoca que se inunden las calles, así que edificar con las medidas que se tienen ahora no nos parece aconsejable». El alcalde expone que «la impermeabilización de la zona no supondrá un problema mayor que el que hay en la actualidad, sino que lo mejorará porque el agua no bajará con tanta fuerza».

El Torrente de la Masieta va desde la autopista de Creixell hasta la zona urbana de Creixell. Al llegar al Barranco de la Masieta, lo rebasa y pierde su espacio fluvial por lo que el agua acaba llenando las calles del núcleo urbano. La zona afectada es conocida como el Rincón del César y las calles más afectadas son Llerda, Consantí, Marc Antoni y Horaci; en algunas ocasiones, alcanza las calles Escipions y Adrià. Esta área del núcleo urbano tiene un problema de impermeabilidad por «como se hizo la construcción de esta zona del municipio años atrás», explica Llopart. 

El Partido Popular entró una petición en los Serveis de  Territori i Sostenibilitat en Tarragona con estas argumentaciones en contra de la aprobación del proyecto del Barranco de la Masieta para que la Comissió Territorial d’Urbanismo del Camp de Tarragona la tengo en cuenta.

¿Reconstrucción de la zona?
Según el Partido Popular, este problema podría ser resuelto con la construcción de un Plan Director de conexión del Torrente de la Masieta desde la autopista hasta el mar. Este Plan Director valora reconstruir la urbanización e ir creando pozos con vasos comunicantes bajo tierra, pero una problemática principal de este es que, en la actualidad, hay viviendas donde se deberían hacer estos pozos. La concejala del Partido Popular asegura que este Plan Director no se lleva a cabo porque «es una obra muy costosa que ni el Ayuntamiento ni la promotora quieren asumir». 
El equipo de gobierno asegura que cuando se analizó este Plan Director en el 2000 tenía un precio de 1.000 millones de las antiguas pesetas, lo que supondría cerca de 6 millones de euros. En su momento, la subvención era de 400 millones de pesetas -cerca de 2,4 millones de euros-. Exponiendo estas cifras, el alcalde de Creixell defiende que «yo estaría encantado de hacerla pero con la deuda que tiene el Ayuntamiento, ¿de dónde se espera que saquemos el dinero?». Y añade: «Cuando la oposición nos diga con qué dinero podríamos llevar a cabo este tan nombrado Plan Director, entonces lo plantearemos y empezaremos las obras».

Temas

Comentarios

Lea También