Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Polémica por no dejar cantar un Miserere en la calle en El Vendrell

El Ayuntamiento dice que las cofradías explican que la procesión del Viernes Santo es la del Silencio y no debe cantarse

José M. Baselga

Whatsapp
Una imagen de cuando todavía se cantaba el Miserere de El Vendrell en siete puntos al paso del Cristo durante el Viernes Santo. FOTO: CEDIDA

Una imagen de cuando todavía se cantaba el Miserere de El Vendrell en siete puntos al paso del Cristo durante el Viernes Santo. FOTO: CEDIDA

Hace décadas en El Vendrell había la tradición de que un coro de voces masculinas interpretase un Miserere en siete puntos del núcleo histórico al paso de la imagen de Cristo durante la procesión de Viernes Santo.

La pieza la compuso con música y letra expresamente para la localidad el que era párroco del templo de El Vendrell, Josep Badia. El coro era voluntario y estaba acompañado por una orquesta. Para muchos esas interpretaciones eran la banda sonora de que había llegado Semana Santa.

Durante unos años no hubo presupuesto para los músicos y la tradición se perdió. Pero hace dos años que el coro de hombres de la Coral Polifònica de El Vendrell se propuso recuperar la tradición. Pero no ha logrado autorización para cantar a la puerta de la iglesia como pedían.

El pasado año ya levantó polémica esa negativa. Y este año se repite. Como manera de recuperar esa interpretación del Miserere y también de protesta, mañana cantarán la pieza (21.15) en la calle de los Cafès y posteriormente en la plaza Nova.


En la iglesia
No obstante, ese Miserere exclusivo que compuso Josep Badia para la localidad sí que también sonará mañana en El Vendrell, pero en el interior de la iglesia y a cargo del Cor Orfeó Parroquial. Será al final de la procesión del Silencio y una vez las imágenes estén en la iglesia. Y con un coro mixto.


Cofradías
Según ha explicado la concejal de Cultura, Eva Serramià, la decisión de que el Miserere no suene en la calle, en la puerta de la iglesia y al paso de la imagen de Cristo, ha surgido de las cofradías que organizan la jornada del Viernes Santo.

«Es la Procesión del Silencio y consideran que no debe cantarse. Son ellos los que la organizan junto al párroco. El Ayuntamiento no interviene». Serramià apunta no obstante que el Miserere de El Vendrell sí que se interpreta, pero al acabar la procesión.

En los últimos días miembros de la Coral Polifònica de El Vendrell han colgado carteles anunciando su interpretación tal y como se hacía históricamente, en la calle y con voces masculinas. «En El Vendrell nos ponen pegas y en cambio tanto el pasado año como este han invitado en L’Arboç», señalan.

La pieza apenas dura tres minutos y destaca por su sobriedad y la devoción que tiene entre los vecinos.

Temas

  • COSTA

Lea También