Preacuerdo con la Cooperativa para la compra de la antigua bodega de Cambrils

La alcaldesa anuncia que las negociaciones para adquirir el edificio han llegado a buen puerto tras casi dos años

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
La alcaldesa y los tenientes de alcalde junto a los representantes de la Cooperativa en el interior de la bodega. FOTO: CEDIDA

La alcaldesa y los tenientes de alcalde junto a los representantes de la Cooperativa en el interior de la bodega. FOTO: CEDIDA

El Ayuntamiento de Cambrils y la Cooperativa Agrícola han llegado a un preacuerdo para la compra de la antigua bodega. Así lo anunció ayer la alcaldesa, Camí Mendoza, en el pleno ordinario del mes de septiembre, concretamente, durante una moción presentada por Ciutadans. En el documento el partido pedía al gobierno iniciar un proceso de participación ciudadana para conocer si los cambrilenses estaban de acuerdo con esta adquisición.

La concejala de la formación naranja, Patricia de Miguel, defendió la propuesta asegurando que el tejido empresarial creía «poco acertada» la decisión del consistorio de adquirir el edificio en el contexto actual marcado por la crisis sanitaria. «Se tiene que dar voz a los vecinos, si creen conveniente o no esta compra y aceptar con deportividad el resultado», aseguró. El resto de partidos de la oposición respaldaron la moción.

Pero la sorpresa llegó cuando Mendoza tomó la palabra para explicar la postura del gobierno. «Siempre les hemos dicho que el dinero reservado o iba a la compra de la bodega o iba a limpiar deuda. ¿Han hablado con el Centre d’Estudis Cambrilencs, la Associació Vilacentre, los vecinos del Barri Antic, l’Estació o el Casal Popular? Todos han presentado instancias pidiendo esta adquisición», afirmó. La alcaldesa recordó que las tres formaciones del equipo de gobierno -ERC, Junts x Cambrils y Nou Moviment Ciutadà- tenían «muy claro» durante la campaña electoral que debían comprar este edificio, un objetivo que se ha hecho realidad. «Hemos llegado a un preacuerdo para comprarlo. Es una oportunidad única para dar valor, conservar, estudiar y divulgar el patrimonio local», anunció la alcaldesa, que añadió que con este acto, incluido en el Plan de Acción Municipal 2019-2023, se pondrá a disposición de los cambrilenses un edificio con unas características arquitectónicas excepcionales. Mendoza no entró a dar más detalles sobre cuándo se formalizará el acuerdo o el importe económico final.

Dos años de negociaciones

Con este anuncio se pone fin a casi dos años de negociaciones entre el consistorio y la Cooperativa Agrícola. En septiembre de 2018 la entidad ponía a la venta la antigua bodega, cerrada al público en 2018, por un valor de 1,2 millones de euros. Desde un primer momento el equipo de gobierno mostró su voluntad de adquirir el inmueble para preservar el patrimonio local y cultural del municipio. El primer paso fue la aprobación de la partida de 150.000 euros en el pleno de noviembre para iniciar una serie de reuniones con los responsables de la Cooperativa.

En uno de los encuentros se puso sobre la mesa una cifra cercana a los 700.000 euros, un valor que desde la entidad no aceptaron porque consideraban que «estaba por debajo del precio de mercado». Este importe estuvo a punto de poner fin a las negociaciones. En abril del año pasado el cartel de «se vende» volvió a estar colgado en las puertas del edificio histórico, catalogado en marzo de 2018 como Bé Cultural d’Interès Local (BCIL). Pero el gobierno defendió que su oferta económica se basaba en un informe de tasación que realizaron los técnicos, que apuntaba que el precio de compra se debía fijar en 677.568,20 euros porque se trataba de una «entidad pública» y por ello la administración no podía ofrecer más dinero.

El siguiente paso fue en noviembre del año pasado, con la aprobación de una modificación de crédito que incorporaba los 677.658.20 euros, provenientes del superávit de 2018. Este dinero se debía asignar a inversiones financieras sostenibles, por lo que si no se podía materializar la compra esta partida debía destinarse obligatoriamente a reducir la deuda del ayuntamiento. Con el compromiso firme de comprar el inmueble, el gobierno cambrilense se reunió en diciembre con los responsables de la Cooperativa pero no se llegó a cerrar un acuerdo por problemas con el contenido, es decir, el interior de la bodega, que también requería una tasación de las piezas museísticas. Nueve meses más tarde, el ayuntamiento ha conseguido cumplir uno de sus objetivos de mandato.

Temas

Comentarios

Lea También