Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Preocupación en Cambrils por robos en tiendas y restaurantes

Empezaron hace varias semanas y se concentran sobre todo en la zona del puerto. El último caso ocurrió la madrugada del jueves
Whatsapp
Raúl, encargado del Lizarran de la plaza del Pòsit, muestra por dónde le forzaron la persiana -en la imagen ya está reparada- cuando entraron a robar en el local. Foto: Alba Mariné

Raúl, encargado del Lizarran de la plaza del Pòsit, muestra por dónde le forzaron la persiana -en la imagen ya está reparada- cuando entraron a robar en el local. Foto: Alba Mariné

Los comerciantes y restauradores de Cambrils andan preocupados. Hace varias semanas que empezaron a producirse robos en establecimientos -la mayoría en la zona del puerto- y esto ha generado cierta inseguridad en el sector.

El espacio gastronómico L’Indret es uno de los últimos afectados. Los hechos han ocurrido esta misma semana. Entraron a robar la madrugada del jueves, y se llevaron la caja. «Es una pantalla táctil con un cajón y una impresora de tickets con las PDA. Cuando arrancaron el cajón con los cables, como todo va conectado se lo llevaron por delante y lo rompieron», lamenta Tània, propietaria del establecimiento. Para acceder forzaron la persiana, que tuvieron que arreglar al día siguiente. Ayer estaban recopilando las imágenes de las cámaras de seguridad para ver si pueden ayudar en la investigación policial.

Este no ha sido el único negocio afectado. Hará un par de semanas entraron también en otros locales, entre ellos el Lizarran de la plaza del Pòsit. «Forzaron la puerta y se llevaron lo que teníamos de cambio», señalaba Raúl, el encargado. Apenas unas calles más allá, la tienda Yo Mism@ vivía un estreno accidentado. Abrió el 14 de marzo, y el miércoles de la semana siguiente robaron herramientas, unos 200 euros en metálico y un ordenador portátil, lamenta Anabel Muñoz, su propietaria. Días más tarde volvieron a intentar forzar la persiana -la misma noche que entraron en el Lizarran y en una pizzería de la zona- y ya no llegaron a llevarse nada. A raíz de estos casos, la semana pasada un operativo conjunto entre la Policía Local y los Mossos d’Esquadra terminó con seis personas detenidas, que estarían vinculadas con estos robos. Utilizaban el método de la fractura de persiana metálica, en locales con escasas medidas de seguridad. Anteriormente, además, arrestaron también a otra persona. Pero la problemática todavía existe y los afectados piden más seguridad.

 

Aumentar la vigilancia policial

El presidente de la Unió de Botiguers de Cambrils, Tomás Sierra, constata la preocupación que reina entre los representantes del sector, y más todavía ahora que empieza la temporada alta. «Hemos pedido a la policía que incremente las acciones de vigilancia, principalmente de noche, aunque sabemos que los efectivos son los que son y que tampoco se pueden hacer milagros», apunta. Sierra es consciente de que Cambrils no es un lugar donde suelan producirse robos. «Pero ahora la situación nos preocupa, y trataremos de buscar soluciones, porque ya debemos llevar acumulados alrededor de una decena de casos», insiste.

El jueves, en la reunión del Consell Consultiu, comerciantes cambrilenses pidieron a los cuerpos policiales que aumentaran la vigilancia. «No solo nos preocupa lo que roben a nivel material, sino las destrozas que puedan ocasionar. La mayoría de comerciantes no dejan dinero en la caja, sino que se lo llevan. Pero un robo de 30€ puede llegar a costar 1.000 en reparaciones», apunta Sierra.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También