Preocupación entre los comerciantes de Salou por la campaña de otoño-invierno

Los propietarios de los negocios de la localidad se muestran pesimistas respecto a las ventas en los próximos meses

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Uno de los establecimientos de ropa ubicado en pleno centro comercial de Salou. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Uno de los establecimientos de ropa ubicado en pleno centro comercial de Salou. FOTO: PERE FERRÉ/DT

La crisis económica como consecuencia de la Covid-19 está pasando factura a numerosos sectores. Uno de los últimos en sufrir la situación es el del comercio. En la capital de la Costa Daurada lo confirma un estudio que ha elaborado la Associació Shopping Salou Comerciants i Empresaris, entidad que cuenta con más de 160 asociados. La entidad, que va de la mano con el Ayuntamiento, busca potenciar la localidad como un punto comercial importante gracias a la cantidad de turistas (2 millones) que cada año pasan por Salou.

 Entre los datos más significativos del sondeo, uno sobresale especial: el 56,9% de los comerciantes encuestados ven ‘muy pesimista’ la previsión de ventas durante este invierno, mientras que el  resto (el 43,1%) cuanto menos entienden que la situación es ‘preocupante’. Son cifras alarmantes por la percepción negativa de los establecimientos comerciales de Salou.

En este sentido, Joan, comerciante de la localidad, explica que «el momento actual es uno de los más duros con el que nos hemos enfrentado jamás. En verano las ventas ya fueron malas y muy por debajo de años anteriores. Pero es que lo que se avecina para los próximos meses y sin apenas turismo... Tenemos que apostar por el turismo local y de proximidad».

El ‘bajón’ del verano 
Los números son fiel reflejo de lo ocurrido en los últimos meses, los de verano. A este respecto, la encuesta realizada para el estudio también preguntó a los comerciantes sobre el intervalo de junio a este mes de octubre y sobre cómo había afectado la crisis a la facturación de cada establecimiento respecto al mismo periodo del año pasado. 

El ‘bajón’ el verano ha supuesto que el 25,% haya tenido una disminución de ingresos de entre el 40 y el 60%; el 19,6%, de entre el 60y el 80%; el 19,6%, de entre un 20 y un 40%; el 17,6% de más de un 80%; el 9,8% de entre un 10 y un 20%. 

A ello hay que añadir que una cifra destacable de comercios tuvieron una facturación nula, ya que no pudieron abrir sus establecimientos. Es el caso de Pedro, que cuenta con varias tiendas en la localidad, pero de las que «sólo he abierto este verano un par de ellas. No salen los números. Hay que pagar empleados, gastos... Es imposible hacer frente a todo», dice.

Sin ayudas
Por otra parte, el 70,6% de los comerciantes no han contado con ningún tipo de ayudas directas a nivel  estatal, autonómico o municipal, subvenciones, condonaciones, rebajas o aplazamiento de impuestos, cánones o tasas municipales. Sólo el 27,5% sí lo han hecho y el resto no se ha informado de ello. En este sentido, los empresarios salouenses piden ayudas directas más flexibles y exenciones de impuestos, como el IBI o la tasa de recogida de residuos.

Pero lo que es aún más preocupante es que el 21,6% de los encuestados se plantean el cierre definitivo del negocio y el 27,5% también lo hace pero confía en poder seguir adelante a pesar de las dificultades actuales y venideras.

«Nos esperan meses realmente duros y creo que hay que apostar por desestacionalizar el turismo», dice otro comerciante del centro de Salou. «Si no logramos una regularidad de clientes e ingresos, será difícil que afrontemos no sólo los próximos meses sino también los próximos años», asegura.

Promocionar

Si algo tienen claro los comerciantes es que hace falta un impulso para promocionar sus negocios en la campaña de invierno. Es por ello que. dada la actual situación, sería necesario poner ya en marcha una nueva propuesta para reactivar la economía local mediante vales de compra, igual que se está haciendo en otros municipios.

Es una iniciativa que, dada la actual situación, sería necesaria ponerla ya en práctica para evitar un mayor deterioro comercial, alentando a los usuarios para acudir a establecimientos y tiendas del municipio. Desde la asociación Shopping Salou creen necesarias una serie de ayudas e impulsos de las diferentes administraciones mientras dure la pandemia de la Covid-19. En los últimos meses han tenido que sobrevivir a duras penas y con una menor aportacón de la Generalitat, Generalitat, que ha reducido su habitual subvención a la entidad en un 48%.

«En estos momentos, con el cierre de bares, restaurantes y estéticas, se hace notable la necesidad de que todos los sectores funcionen, ya que se necesitan unos a otros y se complementan para cubrir todas las necesidades de los clientes», apuntan.

El año pasado, por ejemplo, «el cuarto trimestre» reportó «varias campañas de dinamización comercial como Black Friday, El Pessebre Amagat, Animación en las calles y los comercios y el Tió de Nadal, u otras en colaboración con el Ayuntamiento como Salou Shopping Experience y el Mercat de Nadal. Este año, se seguirá trabajando en campañas de dinamización y sensibilización para todos los sectores con la finalidad de salvar un tejido empresarial que, a pesar del desánimo, sigue abierto, con esfuerzo y con ánimo de superación», concluyen.

Temas

Comentarios

Lea También