Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Primer año de la era postSaloufest

Tras 16 años, hoteles y empresarios de la zona turística de Salou afrontan el inicio de la temporada sin los estudiantes británicos

Iván Alcalá

Whatsapp
Algunos locales ya han empezado a abrir en las inmediaciones de la avenida Carles Buïgas y otros han optado por retrasar su apertura sin la llegada del Saloufest. Foto: Alba Mariné

Algunos locales ya han empezado a abrir en las inmediaciones de la avenida Carles Buïgas y otros han optado por retrasar su apertura sin la llegada del Saloufest. Foto: Alba Mariné

Esta primavera será la primera sin Saloufest después de 16 años. I Love Tour, el touroperador responsable del paquete vacacional para universitarios británicos, acabó cediendo a las presiones y canceló el evento que atraía cada año alrededor de 10.000 estudiantes en temporada baja. Hoy, el domingo previo a la Semana Santa, era el día en que tradicionalmente llegaban los primeros estudiantes. Una llegada que atraía los focos de decenas de medios de comunicación. No será así este año. ¿Cómo afrontan desde el sector turístico y empresarial la primera campaña sin Saloufest?

«El Saloufest ya es historia», manifiesta Xavier Roig, presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda. «Estamos aquí para acoger a quien quiera venir a nuestra casa. Cuando hay un mercado que deja de venir, nuestra obligación es intentar reemplazarlo por otros y poder contar con una previsión para abrir nuestros establecimientos. En temporada baja los costes de apertura del hotel son muy altos y no podemos estar pendientes de la climatología para que el cliente pueda llegar o no», explica. En este sentido, destaca que el turismo deportivo y escolar les ha asegurado con un mes de antelación que «tendremos casi todo lleno estos días». «Somos un destino familiar para gente mayor y para gente joven también. Hay un ocio nocturno que también tiene que continuar. Con el Saloufest se exageró mucho a nivel de medios y eso echó por tierra el buen trabajo que se había hecho», apuntilla Roig.

La Asociación Empresarial de la Zona Turística de Salou, que aglutina a unos 80 empresarios del entorno de la avenida Carles Buïgas, fue una de las voces defensoras del Saloufest para desestacionalizar el turismo. Ahora, su presidenta, Elaine McParland, alaba el trabajo que se ha hecho para reemplazar a los miles de jóvenes que llegaban con el Saloufest. «Las últimas dos semanas hemos visto mucho más movimiento que otros años. Hoteles abiertos, turistas por las calles, visitas de equipos deportivos... La gente que vivimos y trabajamos en la zona vemos muy positivo este inicio de temporada», asegura. «Es cierto que es otro perfil de turista. Sin el Imserso, por ejemplo, no hubiéramos tenido a nadie», señala.

Cerca de un 20% de los socios de la entidad que preside se dedican al sector del ocio, bien sean restaurantes musicales, pubs o salas de fiesta. «Hay algunos locales que ya han abierto este fin de semana para dar respuesta a la gente que está llegando de otros sectores y otros que no lo hacen, ya que no está Saloufest. El impacto no vamos a verlo por una sola semana y al final de temporada tocará hacer balance para ver si ha compensado», apunta McParland.

John Nicol, propietario de ?cinco pubs en Salou, abrió uno de sus locales en marzo y el jueves comenzará con otro. El resto tienen la persiana echada hasta mayo. «Guste o no, Saloufest era lo mejor para Salou en estas fechas. Yo no trabajaba directamente con los jóvenes, pero movía a más gente y daba trabajo», comenta. «En general está todo más flojo, pero esperemos que con el incremento de vuelos vengan más ingleses», apunta.

Otro de los empresarios de ocio nocturno que trabajaba con Saloufest, sin embargo, lamenta que «no puedo abrir mi local hasta finales de mes, porque yo abría tres semanas antes gracias al Saloufest». «Este año todavía no hay movimiento y va a costar mucho arrancar la temporada. Pero esto no sólo afecta a los locales de ocio. Los supermercados están vacíos, los pisos no se alquilan, no hay trabajo para los taxistas... Al final genera un impacto negativo para todo Salou», considera.

Temas

  • COSTA

Lea También