Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Primer paso para redefinir el urbanismo ante un futuro sin las vías en Miami Platja

El pleno de ayer aprobó suspender las licencias de obras entre la avenida Barcelona y el paseo Mediterrani

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El paseo Mediterrani de Miami Platja. FOTO: alba mariné

El paseo Mediterrani de Miami Platja. FOTO: alba mariné

El desmantelamiento de las vías de la línea de la costa entre Salou y l’Hospitalet de l’Infant todavía no tiene fecha.

Aún así, el Ayuntamiento de Mont-roig y Miami Platja ya empieza a preparar la reordenación urbanística del municipio para cuando la retirada de las instalaciones ferroviarias que suponen una barrera en medio de la población sea una realidad. 

El pleno de ayer aprobó la suspensión de licencias y planes urbanísticos de la zona comprendida entre la avenida Barcelona hasta el paseo Marítim de Miami Platja.

Según explica el concejal de Urbanisme, Vicente Pérez, este es el primer paso que permitirá hacer un estudio urbanístico con el objetivo de modificar las densidades y las claves de las parcelas urbanísticas para que se pueda construir más en menos espacio.

Unas medidas que aún están por concretar pero supondrán «una importante mejora para el municipio para potenciar el comercio», asegura Pérez.

La intención del Ayuntamiento es generar una zona comercial más potente y poblada para dar vida al centro de la ciudad. En este sentido, será un planteamiento que irá de la mano de la remodelación de la antigua N-340. 

Se realizará un estudio con el objetivo de que se pueda construir más en menos espacio 

Las licencias otorgadas antes de esta suspensión seguirán siendo válidas pero desde el consistorio quieren evitar que el crecimiento de la zona entre en conflicto en un futuro con el desarrollo que se plantee tras el desmantelamiento de las vías. 

El Ayuntamiento prevé tener listo el nuevo ordenamiento urbanístico de esta zona antes de que termine el mandato, en 2019. Hasta que no esté acabado no se podrán dar licencias, aunque Pérez asegura que últimamente «se han dado muy pocas». 

El alcalde Fran Morancho y el concejal de Urbanismo se reunieron el martes con el subdelegado del gobierno estatal en Tarragona, Jordi Sierra, para hacer seguimiento de algunas de las cuestiones que son más prioritarias para el municipio. Entre ellos, abordaron el tema del desmantelamiento de la vía del tren, y las condiciones de recepción del que queda de la N-340 a su paso por el municipio.

Compromiso del Estado 

En cuanto al desmantelamiento de la vía del tren, Sierra les trasladó su compromiso para llevar a cabo el proyecto una vez se ponga en marcha el Corredor del Meditarrani.

Aseguró que ya están trabajando con «altas instancias del Estado» para retirar las vías.  

En relación a la N-340, el Ayuntamiento explica que está trabajando para poder recepcionar la vía estatal en el tramo que queda pendiente. La parte que atraviesa el núcleo de Miami Platja fue traspasada al consistorio a finales del año pasado para poder hacer las obras de remodelación de la avenida de Barcelona.

Obras pasado Semana Santa

A finales de este mes, el Ayuntamiento se reunirá con los vecinos y comerciantes de la zona de la plaza Tarragona hasta la avenida de Cadis, para explicarles cómo se van a llevar cabo las obras de remodelción de la antigua N-340.

«Las obras empezarán la primera semana de abril (...) Dejaremos pasar la Semana Santa para no afectar el comercio», explica el concejal de Urbanismo, que asegura que la empresa Sorigué ya está realizando mediciones. 

Este sábado, en el marco de las fiestas de Sant Josep, se realizará un vermut popular que tendrá el lema Adéu Nacional, hola Avinguda! y que servirá para despedirse de la antigua N-340. 

Temas

Comentarios

Lea También