Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Procesadas 9 personas vinculadas a un laboratorio de cocaína en Cambrils

La Fiscalía solicita para ellos cinco años de prisión y una multa de 150.000 euros por un delito de tráfico de drogas
Whatsapp
Imagen de las sustancias y efectos intervenidos en la operación. Foto: À. J.

Imagen de las sustancias y efectos intervenidos en la operación. Foto: À. J.

Una macrooperación realizada en 2010 por la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cambrils permitió desmantelar un laboratorio de adulteración de cocaína. Entonces se dijo que la banda distribuía 60 kilos de esta droga al mes, que se comercializaban en Barcelona, Valencia, Italia y Holanda, según fuentes policiales. La Fiscalía de la Audiencia Provincial solicita para nueve de los detenidos cinco años de prisión y multa de 150.000 euros por un delito de tráfico de drogas y un año y medio más por tenencia ilícita de armas –para otros dos pide el sobreseimiento provisional–. El juicio está previsto en la Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, de las conversaciones telefónicas intervenidas por ambos cuerpos policiales se desprende que los acusados realizaban actuaciones de tráfico de drogas. Para ello habían creado un laboratorio en la calle Lluís Millet de Cambrils. Allí trataban la droga y la mezclaban con sustancias de corte para aumentar la sustancias estupefacientes disponibles que destinaban a la venta. La mercancía era distribuida por los distintos domicilios de los acusados.

 

Sustancias para adulterar

El 11 de noviembre de 2010, los agentes realizaron la mayoría de las detenciones y registros domiciliarios. El primero en ser detenido fue Fredy R.S. cuando salía del laboratorio con 23,5 gramos de cocaína, 469 euros y dos móviles. En el registro se decomisaron ocho prensas, una máquina de plastificar, gatos hidráulicos, tres balanzas, nueve lámparas, etc. También había sustancias para adulterar la cocaína, como acetato de etilo, botellas de amoniaco, acetona, ácido clorhídrico o éter etílico.

La mayoría de los detenidos llevaban droga, dinero en efectivo y varios teléfonos móviles. El valor de la droga incautada era de casi 53.000 euros. Los dos revólveres incautados, según la Fiscalía, estaban a plena disposición de todos los acusados para ser utilizados «para garantizar las actuaciones de venta de sustancias estupefacientes».

En su día se informó que el grupo tenía un alto nivel de vida. Los jefes residían en chalets de alto standing de Vilafortuny, en casas unifamiliares de tres pisos y con ascensor. También tenían vehículos de gama alta –pero no ostentaban para pasar desapercibidos–, como un todo terreno Chevrolet Captiva, un Audi A3, dos motocicletas, etc. Algunos de los vehículos tenían un doble fondo para poder transportar la droga.

Las investigaciones empezaron en octubre del año anterior. La primera pista se halló al localizar 510 kg de cocaína en un petrolero en el puerto de Tarragona.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También