Más de Costa

Proponen hacer test de antígenos en los locales de ocio nocturno de Salou

El sector se reúne con el consistorio buscando fórmulas que permitan una reapertura con más garantías cuando la Generalitat lo permita

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Marco Rivera, Manolo Martínez y Eduardo Abenójar, ayer a la puerta del Ayuntamiento. FOTO: CEDIDA

Marco Rivera, Manolo Martínez y Eduardo Abenójar, ayer a la puerta del Ayuntamiento. FOTO: CEDIDA

El sector del ocio nocturno de Salou salió ayer satisfecho de la reunión que mantuvo con el equipo de gobierno municipal y que contó con la presencia del propio alcalde, Pere Granados. «Ha sido una reunión bastante positiva» resumió Eduardo Abenójar, presidente de ARONS (Associació de Restauració i Oci Nocturn de Salou). Ambas partes se había dado cita antes de que se produjera el final del estado de alarma y la caída del toque de queda. Como reconocían los representante empresariales «se trata de iniciar una serie de aciones que sirvan para dinamizar las empresas del sector de cara al inicio de la temporada turística».

En este sentido, Abenójar considera que éste es «un buen punto de partida para empezar a trabajar de la mano. Queremos ser un puente entre el consistorio y nuestros asociados y, si es necesario, actuar como mediadores para garantizar la buena convivencia».

Por su parte, el Ayuntamiento señalaba que habían mantenido «un diálogo con voluntad de buscar puntos de trabajo, de cara a que los empresarios del ocio nocturno puedan reconducir sus actividades, con garantías de seguridad y con una voluntad de adaptación y renovación, teniendo en cuenta los nuevos tiempos».

El presidente de ARONS, que acudió acompañado de otros empresarios como Marco Rivera y Manolo Martínez, detalló al Diari que «hemos enterrado el hacha de guerra con el consistorio» tras la última reunión estéril en la que no se alcanzaron acuerdos concretos y definitivos. Tras la de ayer, tampoco se produjeron avances concluyentes pero en ella se pusieron sobre la mesa propuestas que serán evaluadas y estudiadas. Por ejemplo, ARONS reiteró al Ayuntamiento su petición de poder disponer de un espacio municipal para sus asociados. De este modo, los diferentes empresarios del sector podrían montar barras para empezar a trabajar antes de que no se autorice la reapertura de sus locales. El lugar propuesto es el Espigó del Moll.

El test, en el estudio del jueves

Pero la más comentada es la de realizar un test de antígenos (que tendría una validez de 1 o 2 días) para todo aquel que entre en una sala de ocio nocturno de Salou. El precio del test sería de 5 euros. De esta manera, supondría un aliciente para el cliente el hecho de acudir a estos establecimientos mientras se hace de una forma más segura. En cualquier circunstancia, todo ello pasaría por el plan de la Generalitat que debe permitir la reapertura del sector del ocio nocturno en el marco de la pandemia del Covid-19. El primer paso para ello será el jueves en Sitges, donde se llevará a cabo un ensayo con 500 inscritos. Los participantes, además de mascarilla, también deberán hacerse un test de antígenos el mismo jueves, antes de acceder a la zona del estudio, y posteriormente un segundo test, 6 días tras reslizar el ensayo.

Otras peticiones de la reunión de ayer en Salou son regular la presencia de los relaciones públicas que hay en las puertas de los establecimientos para que haya como máximo uno por local; poder organizar actuaciones de música en vivo, así como que los locales con licencia de discoteca pueda abrir también como bares.

Temas

  • Salou
  • ocio nocturno
  • Associació de Restauració i Oci Nocturn de Salou
  • coronavirus
  • test de antígenos

Comentarios

Lea También