Costa Medioambiente

Prueba piloto para recargar el acuífero del Baix Camp con agua tratada en Cambrils

El inicio del proyecto está previsto para diciembre de 2021 y tendrá una duración de cuatro años de ejecución, hasta noviembre de 2025

REDACCIÓN

Whatsapp
Una operaria en la depuradora que Comaigua tiene en la carretera de Misericòrdia. FOTO: SECOMSA

Una operaria en la depuradora que Comaigua tiene en la carretera de Misericòrdia. FOTO: SECOMSA

La compañía Comaigua, dedicada a la gestión del ciclo del agua y de servicios medioambientales en el Baix Camp ha puesto en marcha el proyecto REMAR, una prueba piloto para recargar el acuífero del Baix Camp con agua tratada en la estación depuradora de aguas residuales de Cambrils.

La iniciativa de Comaigua, constituida por el Consell Comarcal del Baix Camp y Sorea, tiene el objetivo de hacer frente a la escasez de agua a partir de devolver, en unas condiciones óptimas, un bien básico a su medio. Para ello, se empleará una pionera tecnología de gestión de recarga de acuíferos, llamada Managed Aquifer Recharge (MAR), mediante un sistema de balsas artificiales para infiltrar el agua en el acuífero del Baix Camp.

El proyecto ha superado con éxito las dos fases de la convocatoria del programa LIFE de la Unión Europea y, actualmente, está pendiente de firmarse el acuerdo de subvención. El inicio del proyecto está previsto para diciembre de 2021 y tendrá una duración de cuatro años de ejecución, hasta noviembre de 2025.

Después de pasar todos los procesos de tratamiento para su depuración, una parte del agua tratada en la EDAR de Cambrils, 400 m3 / día, se conducirá hacia dos balsas artificiales que infiltrará el agua en el acuífero para su regeneración, así seguirá un proceso natural. una capa reactiva situada en el fondo de las dos balsas favorecerá la eliminación de contaminantes emergentes (fármacos, productos de aseo personal, filtros solares ...), patógenos, genes resistentes a los antibióticos, microplàstics, etc. Se hará un análisis continuo de la calidad del agua con sensores multiparamétricos que se instalarán en diferentes partes del proceso. También se medirá la actividad enzimática para controlar la actividad de biodegradación en las capas reactivas y se analizarán los contaminantes emergentes, microplásticos, patógenos, genes resistentes a los antibióticos, así como parámetros químicos y microbiológicos convencionales.

El proyecto REMAR utiliza un sistema sostenible, respetuoso con el medio ambiente, seguro y eficiente, que además requiere poca energía y mejora la mayoría de los parámetros de calidad del agua.

Actualmente, se vierte en el mar toda el agua que se trata en la depuradora, 4.000.000 m3 al año. Además, la situación de escasez de agua desde los años 70 en la comarca del Baix Camp y la alta demanda de este recurso hacen que sea necesario emprender estos proyectos de reutilización sostenible del agua depurada. Si los resultados del proyecto son favorables, en un futuro, se espera poder recargar el acuífero del Baix Camp con toda el agua depurada en la EDAR.

Comentarios

Lea También