Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Cambrils

Quejas de los usuarios de la piscina de Cambrils por la temperatura del agua

Una avería técnica obliga al departamento de Deportes a suspender los cursos de natación tras el malestar de los padres de los alumnos

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
Aspecto que presentaba la piscina municipal ayer por la mañana, con tres usuarios. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Aspecto que presentaba la piscina municipal ayer por la mañana, con tres usuarios. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El departamento de Deportes del Ayuntamiento de Cambrils se ha visto obligado a suspender los cursos de natación por una avería técnica en la piscina del pabellón municipal. Ayer mismo el área enviaba un mensaje informativo a los padres de los alumnos en el cual se apuntaba que las clases no se ofrecerían desde ayer lunes hasta este próximo jueves 16 de enero por un problema en la caldera que se viene arrastrando desde antes de Navidad.

Según ha podido saber el Diari, semanas antes de las fiestas navideñas ya se detectó una incidencia en el sistema para calentar el agua de las dos piscinas ubicadas en el equipamiento deportivo. Desde el departamento encargado de la gestión del pabellón se actuó rápidamente para resolver esta deficiencia en la máquina para poder tener las instalaciones listas después de las vacaciones escolares, pero la semana pasada los alumnos y usuarios volvieron a encontrarse con el mismo problema.

A raíz de la avería, un grupo de padres expresó su malestar en redes sociales y emitió una queja a la Oficina d’Atenció Ciutadana (OAC) para reclamar una solución. «El pago de los cursos de natación son puntuales e inexcusables por la cual cosa creo que las condiciones y temperatura del agua de la piscina del pabellón municipal deberían ser las idóneas para los niños. Es vergonzoso que frecuentemente el agua esté fría por problemas técnicos que se repiten con mucha frecuencia. Como mínimo se debería informar a los padres de estas condiciones para poder llevar o no a los niños, ya que no es un tema económico, sino de salud. Señores del Ayuntamiento, ¿destinarán parte de los impuestos a subsanarlo?», apuntaban varias de las personas afectadas en Facebook.

La madre de uno de los alumnos declaraba ayer a este medio que era una «vergüenza» que el departamento no hubiese actuado hasta las quejas de los padres. «El agua estaba bastante fría. Estamos en invierno y no puede ser que los niños no puedan nadar porque tienen frío. En diciembre ya se sabía que había este problema con la caldera, no entiendo por qué la semana pasada no se avisó que el problema todavía persistía», lamentaba M.M, que añadía que tampoco les habían especificado si se les devolverá la parte correspondiente de la mensualidad por haber perdido esta semana de clases.

Cartel en los vestuarios

Por el otro lado en las puertas de acceso a los vestuarios se colocaron unos carteles informativos para los usuarios de la piscina en los que se apuntaban que se estaba reparando el sistema. «La temperatura del agua está más fría de lo habitual pero está dentro de los parámetros», señalaban.

Temas

Comentarios

Lea También