Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas en una guardería de Cambrils por la falta de aire acondicionado

Los padres de los alumnos de Maria Dolors Medina amenazaron con cerrar el centro

Cristina Sierra

Whatsapp
Entrada de la Llar d’Infants Maria Dolors Medina, una de las dos guarderías municipales que tiene Cambrils. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Entrada de la Llar d’Infants Maria Dolors Medina, una de las dos guarderías municipales que tiene Cambrils. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los padres de los alumnos de la Llar d’Infants Maria Dolors Medina de Cambrils no pueden más. El mal estado de la climatización en el centro ha generado muchas quejas de las familias, que reclaman al Ayuntamiento que instale el aire acondicionado, una acción que estaba prevista hace tres años. 

La ola de calor de esta última semana ha hecho reaccionar a la Associació de Familiars d’Alumnes (AFA), que este miércoles amenazó a la concejalía de Ensenyament con cerrar la guardería, ya que la situación es insoportable tanto para alumnos como para los profesores. 

«En las aulas hace mucho calor y los maestros no trabajan en las mejores condiciones. Además las clases no tienen ni ventanas y los pingüinos que ya estaban instalados no los enchufaban porque los niños los podían desenchufar y el agua estaba por el suelo», explicaba al Diari Ingrid Duch, presidenta de la AFA.

Ante la amenaza de los padres, el mismo día por la tarde se convocó una reunión extraordinaria con el concejal de Ensenyament, Alejandro García. «Nos pidió disculpas y dijo que traerían seis aparatos más», apuntó Duch. Sin embargo, ayer al mediodía los operarios se presentaron en el centro con cuatro aires acondicionados portátiles y según la presidenta, los dejaron y no los instalaron porque «no tenían la orden». 

Además, Duch aseguraba que no recomiendan que niños menores de tres años estén cerca de estos climatizadores porque puede ser un peligro. «Para usarlos necesitan agua fría. ¿De dónde la sacarán? Porque tendrán que utilizar la nevera del comedor, donde se guarda la comida de los alumnos», añadió la madre de uno de los escolares. 

En la reunión, también se les trasladó a los padres la opción de llevar a sus hijos a la otra guardería municipal, La Galereta, pero este cambio no es «tan fácil», como aseguraba Duch.

Por ello, la representante pidió que el consistorio instale ya el aparato de aire acondicionado, una petición que también ha hecho la directora. «Ella también se ha quejado porque no se puede estar así. ¿Cuándo instalarán el aire? Cuando ya estén todos lo niños en la guardería?», se preguntaba. 

Fuentes del ayuntamiento apuntaron ayer que estos climatizadores son provisionales y que la contratación para hacer las obras para instalar el aire acondicionado está en trámite.

Apoyo del PP

El grupo municipal del PP envió el miércoles un comunicado en el que exigía al consistorio que  instale «de forma urgente el aire para garantizar el bienestar y la seguridad de los menores y del personal docente».

El portavoz del partido, David Chatelain, afirmó que esta partida de 68.000 euros está «contemplada» en el capítulo de inversiones que se presentó en febrero. «Lo que resulta sorprendente es que estamos en agosto y todavía no se ha ejecutado. ¿Esperan al invierno?», apuntaba el concejal.

El edil también pidió una inversión en árboles en el patio del centro. «La renovación del suelo se hizo en mayo de 2015.  Se retiró el pavimento de PVC dañado, se saneó la base de hormigón y se aplicó un pavimento continuo de caucho (…) Ahora tocaría hacer esta inversión porque el espacio es muy árido y en verano genera mucho calor», explicó.  

Temas

Comentarios

Lea También