Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas por el «deficiente» servicio de comedor en la Escola Cambrils

La directora y el consistorio reconocen que este último trimestre han habido problemas que ya se han solucionado

Cristina Sierra

Whatsapp
Exterior de la Escola Cambrils, ubicada en el Vial del Cavet, que en la actualidad tiene 400 alumnos.  FOTO: Alba Mariné

Exterior de la Escola Cambrils, ubicada en el Vial del Cavet, que en la actualidad tiene 400 alumnos. FOTO: Alba Mariné

El servicio de comedor en la Escola Cambrils está en el punto de mira de algunos padres de los alumnos que se quedan a comer en el centro. Según apuntan varias personas al Diari, los problemas surgieron en este último trimestre, cuando la cocinera de la actual empresa que gestiona el servicio y que también opera en otros colegios cambrilenses cogió la baja.

«Mi hijo llevaba unos días quejándose de la comida. Cuando pregunté a la coordinadora del comedor me dijo que había problemas con la nueva cocinera, ya que ella no se encargaba de comprar los productos para hacer la comida del día, sino que lo hacía la persona que estaba de baja, que no sabía cuántos niños se quedaban a comer», apunta una de las madres afectadas, que asegura que «no es normal ni legal» que una persona que no trabaja se ocupe de esta función. 

La situación se deterioró de tal manera que los proveedores «flipaban con las compras» y los 300 alumnos -el centro tiene 400- que se quedaban a comer no podían repetir y tampoco tenían postre. «Se les servía comida mala, por ejemplo, fideos sin caldo, como un mazacote, y tampoco tenían pan», afirma uno de los padres, que añade que el comedor no tenía capacidad para todos los alumnos y que algunos incluso «tenían que comer en los pupitres de las clases». 

Estas quejas de los niños llegaron a los padres, que las transmitieron al AMPA, e incluso los alumnos de sexto de primaria amenazaron con hacer una huelga de hambre porque querían que volviera la antigua cocinera, según explican los afectados. 

El conflicto llegó al departamento de Sanidad. «Estuvo a punto de cerrar el servicio», asegura una de las madres, que añade que los profesores y los responsables de vigilar el comedor eran conscientes del problema y también reclamaron una mejora. La presión hizo que se cambiara el sistema de la compra, que pasó a manos de la actual cocinera. 

Mejora del servicio

«Los proveedores alucinan porque la despensa está llena y las cosas se están haciendo bien. Ahora los niños pueden repetir, la comida es buena. Necesitamos un buen servicio porque lo pagamos y la empresa en ningún momento ha dado la cara», lamentan. 

Los padres piden que el consistorio destine una partida económica para comprar platos y vasos nuevos, ya que los actuales están en mal estado, así como que se instalen cámaras de seguridad como en otros colegios locales.

Además, denuncian que en las últimas semanas se han hecho obras en la escuela y afirman que el edificio se halla en estado deficiente, por lo que reclaman una autoría. 

Seguimiento de Sanidad

Ante esta versión de los hechos de los padres, la directora de la Escola Cambrils, Montserrat Planas, ha apuntado que el servicio funciona con absoluta normalidad. «Es cierto que ha habido problemas en la gestión del comedor pero ya se ha solucionado», asegura a este medio.

La directora ha explicado que este año se están gestionando 160 becas de comedor, por lo que la hora de la comida se ha dividido en dos turnos para que todos los alumnos puedan comer bien, ya que la capacidad de la sala es pequeña. Planas dice que la inspectora de Sanidad ha visitado el centro cuatro veces para comprobar que el servicio funciona bien y que hay un buen mantenimiento en la cocina. «Si hubiera sido tan grave habría informado al departament», afirma.

La directora añade que este verano está previsto hacer obras para ampliar el comedor y asegura que la única actuación que se ha hecho ha sido instalar el aire acondicionado en la sala, fuera del horario lectivo. 

Fuentes del consistorio han apuntado que la comisión de seguimiento, formada por la empresa del comedor, la dirección, padres y concejalía, se reúne de forma periódica y que en las últimas reuniones había surgido este tema, por lo que el departamento estaba trabajando con la empresa para poner solución al servicio de comedor. 

Comentarios

Lea También