Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas por trasladar la parada de bus del hospital de El Vendrell a una rotonda alejada del centro

La compañía argumenta que la indisciplina de movilidad en el recinto hospitalario afecta a los autocares

José M. Baselga

Whatsapp
La parada queda en una rotonda sin marquesina de protección.

La parada queda en una rotonda sin marquesina de protección.

La parada de autobús del hospital de El Vendrell donde cargaban y descargaban los autocares de la línea de Tarragona que llega al Garraf se ha desplazado 250 metros y ahora queda a pie de carretera en una rotonda anterior al recinto del centro hospitalario. 

Hasta ahora los autobuses de la empresa Monbus dejaban y cogían a pasajeros en la parada que hay a las mismas puertas del hospital. El traslado ha provocado las quejas de usuarios ya que señalan que ahora la parada queda en una zona aislada, descubierta y más alejada del hospital.

Insegura
También señalan que es más insegura porque no hay tanta presencia de personas y carece de iluminación. Los usuarios del hospital destacan las dificultades que supone la ubicación especialmente para las personas de edad avanzada o con movilidad reducida.

Los buses dejaban a las puertas del hospital.


La empresa que realiza el servicio argumenta el cambio de la parada de sus vehículos por el caos circulatorio que se produce en el recinto hospitalario.

Indisciplina
Señalan que la indisciplina de muchos coches aparcando en doble fila e incluso en la zona de bus, dificulta la movilidad de los autocares y genera retrasos de hasta quince minutos en muchos de los horarios a lo largo del día, «lo que afecta a los viajeros de toda la línea».

La compañía ya planteó al Ayuntamiento de El Vendrell la necesidad organizar la movilidad en el recinto del hospital, pero ante la falta de garantías para lograrlo, se propuso a la Direcció General de Transports el desplazamiento de la parada para los autocares de la compañía.

Marquesina
La marquesina que hay a las puertas del hospital sigue activa para el servicio de los autocares municipales de El Vendrell. Sin embargo el hospital es comarcal, por lo que son muchos los vecinos que llegan al centro en la línea supramunicipal.

El cambio ya se anunció hace unos días.

Vecinos de Calafell ya han pedido al Ayuntamiento que pida explicaciones por el desplazamiento de la parada. La situación también ha levantado quejas en otros municipios.

Difícil solución
El problema es sin embargo de difícil solución por la propia configuración y ubicación del hospital, sus accesos y su insuficiente aparcamiento para vehículos.

 El crecimiento de la población de la comarca ya dejó al centro pequeño en sus servicios y estructuras prácticamente en el momento de su inauguración. La gran afluencia de coches, unida a la falta de aparcamiento, hace que muchos paren en doble fila y en lugares que dificultan la movilidad de los autocares, afectando al servicio. 

La Policía Local argumenta que no puede hacer servicios preventivos a diario. Además, cuando no se hiciesen volvería la indisciplina.
Desde Mobus destacan que en el caso de mejorar la situación los autocares podrán volver a utilizar la parada de las puertas del hospital.

Temas

Comentarios

Lea También