"Quien apoye estos presupuestos es cómplice del menosprecio al Baix Penedès"

La comarca está indignada por las pocas inversiones previstas por la Generalitat

José M. Baselga

Whatsapp
Protesta de los alcaldes del Baix Penedès a las puertas de la Generalitat.

Protesta de los alcaldes del Baix Penedès a las puertas de la Generalitat.

Noticias relacionadas:

- La vida sigue igual

- Un cóctel explosivo

- Los presupuestos en la provincia

A mediados de septiembre los alcaldes del Baix Penedès  llevaron la indignación de la comarca a las puertas de la Generalitat y del Parlament. Tras una pancarta con el lema El Baix Penedès Existeix, denunciaban el olvido en inversiones, equipamientos y asistencias que sufre la zona hace décadas.

Los alcaldes recibieron el compromiso de que se revertiría la situación y que el Baix Penedès dejaría de ser ninguneada porque además hay un riesgo debido al crecimiento demográfico, tasa de desempleo, falta de empresas y equipamientos nada ajustados a la población.

El Baix Penedès creyó esas promesas. Los alcaldes advirtieron que deberían verse traducidas en los presupuestos de la Generalitat para 2022. Pero el borrador de las cuentas ha vuelto a ser un jarro de agua fría. No se ha visto nada de lo reclamado.

Parlamentarios acudieron a la comarca a escuchar las demandas.

Sólo contemplan inversiones por 6,2 millones, los más bajos  en Catalunya y sin ninguna de las reclamaciones como la ampliación del hospital, impulsar el Idiada 2 o rescatar peajes de la C-32, y políticas de formación.

El presidente del Consell Comarcal, Joan Sans (PSC), también alcalde de L’Arboç, ha convocado un Consejo de alcaldes de urgencia para analizar la situación y las acciones que podrían tomarse. Aunque tampoco sorprende que lo que escucharon los alcaldes en volviesen a ser sólo promesas.

'No lo podemos permitir'

«Parece que nuestras peticiones  han caído en saco roto y no han sido escuchadas por la Generalitat», señala el presidente del Consell Comarcal que recuerda que el Baix Penedès es la comarca con más desempleo, con una desindustrialización preocupante y la comarca que más crece en población. Pero seguimos a la cola de la Generalitat. No lo podemos permitir».

Es necesaria una unión política comarcal. Joan Sans señala que ahora toca trabajar desde los partidos para intentar cambiar los presupuestos durante su tramitación, para lo que se fía del compromiso de todos los partidos.

Parecía que con ERC

Por su parte el vicepresidente del Consell y alcalde de Cunit, Jaume Casañas (Impulsem Cunit) señala que «parecía que con ERC en la Generalitat la cosa cambiaría, pero no ha sido así. Es más de lo mismo» y también reclama una unidad política.

 Casañas pide a todos los partidos que «no aprueben esos presupuestos hasta que no nos tengan cuenta. Cualquier partido que apoye estos presupuestos será cómplice del menosprecio al Baix Penedès». En este sentido se señala a la CUP, Podemos y el PSC para que ayuden en los presupuestos. 

Las enmiendan que puedan presentar deben ayudar a revertir el olvido y comenzar a comprometer inversiones.

Temas

Comentarios

Lea También