Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Recogen firmas para que Salou cree carnés de alimentadores de gatos

La asociación Sos Gat denuncia 'una persecución injustade la Policía Local' a aquellos que alimentan a los animales en la calle
Whatsapp
La asociación SOS Gat de Salou controla las distintas colonias de gatos del municipio. Foto: Sos Gat

La asociación SOS Gat de Salou controla las distintas colonias de gatos del municipio. Foto: Sos Gat

La asociación SOS Gat ha recogido 746 firmas en cuatro días para exigir al Ayuntamiento de Salou que cree carnés de alimentadores de gatos. Su intención es conseguir mil a pie de calle y a través de la plataforma Change.org. Denuncia que las personas que dan de comer a estos animales en la calle «están sufriendo una persecución injusta por parte de la Policía Local». «Cuando las ven alimentándolos les piden la documentación y les multan. Muchas son personas mayores que se asustan y se sienten intimidadas», afirman Laura y Cori Lozano, presidenta y secretaria de la entidad.

SOS Gat, constituida en febrero de 2013, pide que «algunas personas podamos alimentar tranquilamente a las colonias de gatos, como sucede en otros municipios». El Ayuntamiento de El Vendrell, por ejemplo, ha otorgado recientemente carnés de alimentadores a 34 vecinos. En Salou, la ordenanza municipal contempla sanciones para aquellos que den comida a los animales en la vía pública.

La asociación se compromete a que los alimentadores con permiso sólo darían a los gatos «pienso, algo de lata y agua. Nada con huesos o espinas que no se vayan a comer». Y dejarían después todo limpio, «algo que ahora a veces no es posible por las prisas para evitar a la policía». SOSGat se encargaría también de gestionar los carnés: «Evaluaremos quién puede tener y quién no».

Propone que haya un alimentador por cada colonia, localizadas especialmente en los jardines de la casas, las playas, los acantilados o las zonas boscosas. Su presencia origina quejas de vecinos por malos olores, suciedad o ruidos. Para controlar este problema SOS Gat, con la colaboración de una clínica veterinaria de Reus, ha esterilizado a 255 gatos con dinero de donaciones y ha sacado de la calle a 57 que han sido adoptados.

«Pedimos con urgencia que el Ayuntamiento se implique también en la gran labor de esta asociación para que pueda continuar alimentando a gatos sin riesgo ni enfrentamientos con la Policía Local», reza el escrito que acompaña a la recogida de firmas.

Fuentes municipales aseguran que el consistorio tiene la propuesta de SOS Gat sobre la mesa y la está valorando.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También