Remojón en la playa

Provincia. Desde Roda de Berà hasta el Delta de l’Ebre hay zonas habilitadas, aptas para los perros

GLORIA AZNAR

Whatsapp
Oli, disfrutando de un buen chapuzón en la playa Bassa de la Arena, en Deltebre, en medio del paraíso del Delta de l’Ebre.  Foto: @djguillemat

Oli, disfrutando de un buen chapuzón en la playa Bassa de la Arena, en Deltebre, en medio del paraíso del Delta de l’Ebre. Foto: @djguillemat

Escarban, tiran arena, corren, pueden pisar las toallas, olisquean las bolsas de los demás en busca de manjares… Además, no todo el mundo gusta de recibir la visita de un perro cuando está tomando el sol. Las playas para ir con las mascotas son cada vez más demandadas o, al menos, algunos kilómetros habilitados a tal efecto con el objetivo de una buena convivencia entre bañistas.

No a todos los perros les gusta el agua. Sin embargo, ciertas razas sí disfrutan jugando entre las olas. Son Labrador o Golden Retriever, Setter inglés, perros de agua portugués, francés o español, el Terranova y el caniche o French Poodle. Al resto, un paseo por la arena con la pelota o el disco también les vale. En la provincia existen diferentes opciones para que los propietarios puedan darse un chapuzón en compañía de los animales o, al menos, para no tenerlos que dejar en casa. Roda de Berà, Mont-roig, Cambrils, l’Ametlla de Mar, Alcanar y Deltebre son los municipios que ofrecen espacios. Suelen ser zonas abiertas todo el año y sin servicios, por lo que es importante llevar todo lo necesario, como agua fresca, comida y sombrilla, para propietario y animales. No obstante, ante cualquier emergencia, suele haber bares, restaurantes y tiendas en las inmediaciones. Aunque se trate de playas aptas para mascotas, a causa de la Covid-19 se aconseja respetar la distancia de dos metros entre bañistas, utilizar la ducha si la hay de manera individual así como abandonar la playa y llamar al 061 en caso de síntomas de coronavirus.

Deltebre

La playa Bassa de la Arena se encuentra en medio del paraíso del Delta de l’Ebre, a continuación de la playa de Riumar, a 400 metros del paseo marítimo y se accede cuando comienza el camino de arena. Con una longitud de casi 3 kilómetros, es de arena fina y dorada, y el oleaje, moderado. Su grado de ocupación es bajo.

Alcanar

La Playa de la Platjola está al sur del municipio, a unos tres kilómetros, con un valor ambiental y ecológico elevado. Alejada de la zona urbana en un espacio natural, es una playa virgen con agua cristalina y oleaje moderado. Es de grava, a la que se puede acceder a pie y cuenta con zona de aparcamiento. Dispone de servicio de limpieza diario en la temporada estival. Para evitar disgustos, es conveniente vigilar a los peludos para que no se escapen, ya que está ubicada al lado de la carretera.

L'Ametlla de Mar

En esta localidad se puede optar por la Playa de Bon Caponet o la del Cementiri. En cuanto a la primera, la alternancia de arboledas y rocas de tonos cálidos da carácter a la Cala Bon Caponet, pequeña y acogedora. Un paraje ideal para los amantes de la tranquilidad y los espacios vírgenes. Las medidas de esta cala son de 15 m de amplitud por 50 m de longitud. Es accesible con coche y andando. De piedra y con limpieza diaria.

Se debe mantener la playa limpia, vigilar al animal y evitar peleas entre perros

La cala más bien pedregosa de la del Cementiri bordea la costa como creada para complementar la suavidad de las playas arenosas que las envuelven. Las medidas son 15 m de ancho por 20 m de longitud. La Cala del Cementiri es de piedra. Es accesible con coche y también caminando.

Cambrils

Mientras, la playa de la Riera d’Alforja se abrió en 2016. Se trata de un tramo de costa ubicado, como su nombre indica, junto a la desembocadura de la Riera d’Alforja, entre el Paseo de las Palmeras y un pequeño oasis de vegetación. Este verano además, se ha mejorado añadiendo una ducha para perros y otra para bañistas, y en lugar de las estacas, se ha colocado una valla de madera delimitando la zona canina.

Mont-roig

La playa Punta del Riu se encuentra situada al sur del término municipal, en Miami Platja, junto a la desembocadura del Riu Llastres. Un espacio que está abierto desde hace tres años. Se trata de una pequeña playa de 100 metros de largo por 80 de ancho y de arena fina y aguas tranquilas ideal para toda la familia.

Roda de Berà

La playa canina Cala de la Torrota se abrió al público el verano pasado. Se trata de una pequeña zona de difícil acceso y baja ocupación situada entre Platja Llarga y La Punta d’en Guineu tocando el camino de ronda. Está formada por roca y arena fina, y en marea alta prácticamente desaparece. Pese a ello, resulta un buen lugar para disfrutar con la mascota en bajamar.

En todos los casos se requiere que los propietarios dispongan del carnet de tenencia cívica, así como ser responsables de los animales de compañía; mantener el espacio limpio y utilizarlo de forma respetuosa; recoger los excrementos en bolsas cerradas para evitar los malos olores; limpiar los orines diluyendo con agua; mantener vigilado en todo momento a su perro y evitar las peleas entre animales. Asimismo, está prohibido lavar los perros con jabón en las duchas públicas. Información: playasparaperros.com; redcanina.es; ametllamar.cat.

Temas

Comentarios

Lea También