Costa Sucesos

Rescatan el cuerpo de David García y la avioneta hundida

Un buque de Salvamento Marítimo, con la ayuda de un robot, localizó los restos del aparato y del cadáver, que fueron recuperados. La víctima fue trasladada al puerto de Sant Carles

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Imagen de dos agentes de la Guardia Civil con los restos de la avioneta. Cedida

Imagen de dos agentes de la Guardia Civil con los restos de la avioneta. Cedida

Justo tres semanas después de que la avioneta del Aeroclub de Reus cayera al mar, frente a las costas del Delta de l’Ebre mientras hacía la ruta entre Eivissa y la capital del Baix Camp, un buque de Salvamento Marítimo ha recuperado este martes la aeronave y también el cadáver de uno de los dos pilotos, el vecino de Cambrils David García –el cuerpo de su compañero de vuelo, Marc Francesch, ya fue hallado el día 11–. Terminaban así 21 largos días de angustia para la familia, que en todo momento ha sido informada de la evolución de los acontecimientos y que ahora finalmente podrá enterrar a la víctima.

Once horas han tardado los especialistas de Salvamento Marítimo, a bordo del buque Clara Campoamor, desde que localizaron la avioneta en el fondo del mar hasta que la han depositado en la cubierta. Lo mismo han hecho con el cadáver. Un operativo que ha contado con el apoyo de un robot submarino, el ROV Comanche, capaz de bajar hasta los mil metros de profundidad.

El Clara Campoamor es un buque polivalente de Salvamento Marítimo destinado, entre otros cometidos, a la lucha contra la contaminación, salvamento y rescate, tanto de barcos como de personas. El sábado partió de su base de Cartagena y, después de hacer una parada en el puerto de Castelló –donde se le acopló el robot submarino recién llegado de A Coruña– emprendió su ruta hacia la zona donde se habían localizado los restos de la avioneta, el pasado día 9.

A las siete y media de la mañana el buque de rescate llegaba a la zona. Después de unos preparativos, los operarios han puesto el robot en el agua. Sobre las diez y media de la mañana se han hallado los restos de la avioneta y también el cadáver. Finalizada la tarea de localización, comenzaba entonces las labores de recuperación, que han finalizado sobre las siete de la tarde.

La Guardia Civil se ha hecho cargo del cadáver, que ha sido llevado hasta el puerto de Sant Carles de la Ràpita, donde hoy se le podría practicar la autopsia. Por su parte, el Clara Campoamor, con los restos de la avioneta en la cubierta, emprendió navegación hacia el puerto de Tarragona, donde se espera que llegue este miércoles.

Una larga espera

Esta luctuosa historia comienza la mañana del martes día 3 cuando la avioneta Piper PA-34-200 Seneca, del Aeroclub de Reus, salió de su base con destino a Eivissa para llevar a tres personas. Como pilotos iban el torrense Marc Francesch y el cambrilense David García.

El bimotor, a las 18.13 horas, emprendió la ruta de regreso solo con los dos pilotos. Y a las 18.55 horas desapareció del radar, a 63 millas del aeropuerto de Reus. Comenzaban entonces los trabajos de búsqueda –en una mar muy alterada– en los que inicialmente intervino un avión del Servicio Aéreo de Rescate (SAR), la Guardia Civil y Salvamento Marítimo. Dos días después era la Armada la que asumió las labores de búsqueda.

El día 9, se localizaron restos de la avioneta y de un cadáver a 113 metros de profundidad. Al día siguiente, un pesquero de Castelló encontraba flotando un cuerpo, que más tarde se verificó que era el de Marc Francesch.

Mientras, proseguían los trabajos para rescatar el cuerpo de David Garcia –que seguía en la avioneta hundida- por parte de la Guardia Civil y de la Armada. Los submarinistas bajaron hasta 80 metros de profundidad. Finalmente, el pasado fin de semana se solicitó la colaboración de Salvamento Marítimo, que acabó ayer con la recuperación de David García y de la avioneta.

Temas

Comentarios

Lea También