Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Retienen a punta de pistola una familia en Torredembarra y se llevan más de 10.000 euros

Los autores, entre 4 y 6 personas, irrumpieron el pasado jueves por la mañana, cuando el padre iba a llevar a los hijos a la escuela. Los autores lo ataron y le golpearon en presencia de su familia. Registraron la casa y se llevaron el dinero. Mossos ha abierto una investigación

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de la Policía Científica de Mossos. Esta unidad intentó buscar pistas de los autores del asalto.

Imagen de archivo de la Policía Científica de Mossos. Esta unidad intentó buscar pistas de los autores del asalto.

Un vecino de Torredembarra fue asaltado el jueves de la semana pasada en su propia casa, cuando iba a llevar a sus hijos a la escuela. El hombre se vio sorprendido por un grupo entre 4 y 6 personas que le bloquearon la salida del aparcamiento cuando se disponía a sacar el vehículo para ir al centro escolar.

Los autores se acercaron al vehículo y le enseñaron una pistola al hombre para que obedeciera. Con él iba la mujer y los menores. La familia entró de nuevo en la vivienda y al hombre se le ató de manos y pies mientras le pedían donde escondía el dinero.

Los delincuentes tenían retenidos a la mujer y a los hijos, que no sufrieron daño alguno en una habitación diferente a la del marido. Tras registrar el comedor y otras dependencias de la casa, los asaltantes dieron con el dinero que intuían y se marcharon de inmediato. No tardaron ni 40 minutos en este asalto.

Una vez los ladrones se habían ido, seguramente en dos vehículos, la familia dio la alarma, poco después de las 9.30 horas. Al lugar se personaron patrullas de la Policía Local de Torredembarra, Mossos d’Esquadra y un familiar, que fue el que entró por el comedor y se encontró a la víctima atada con bridas. La víctima lo había llamado después de hacer sonar la alarma.

Tras la entrada del familiar, accedieron los policías y verificaron que la casa había sido registrada, puesto que todo estaba patas arriba. La mujer y los niños estaban asustados, pero sin heridas.

La víctima explicó a los agentes que los asaltantes los sorprendieron cuando salían de su casa camino de la escuela y que les obligaron a entrar en la casa a punta de pistola. Admitió la víctima que tenía dinero en efectivo y que los ladrones se llevaron. Las cifras no se han dado a conocer, pero superarían los 10.000 euros en metálico, según algunas fuentes.

Mossos se ha hecho cargo de la investigación y ha admitido que desde el mismo día 16 están buscando a los autores de este robo con violencia. Se desconoce cuál habría sido el motivo del asalto y porqué la víctima tenía tanto dinero en efectivo. Mossos explica que hasta que no termine la investigación no descarta ninguna hipótesis de lo ocurrido.

Temas

Comentarios

Lea También