Más de Costa

Ricky Rubio colabora con PortAventura para ayudar a los niños que padecen cáncer

La Fundación del jugador de la NBA se une con la de PortAventura en el Proyecto Dreams, que permite a los pacientes oncológicos y a sus familias pasar una semana en el resort

Guillermo Moreno

Whatsapp
FOTO: PortAventura

FOTO: PortAventura

La Fundación PortAventura y la Fundación de Ricky Rubio se han aliado para lanzar el Proyecto Dreams, que ofrece a niños que padecen cáncer la posibilidad de alojarse, durante una semana, en el complejo de PortAventura. Los niños y sus familias disfrutan de una estancia gratuita en la que disfrutan de los parques temáticos y de Dreams Village, unas instalaciones creadas especialmente para este proyecto.

Esas instalaciones acogieron ayer un acto al que acudieron las seis primeras familias que se alojan en ellas. PortAventura Dreams fue anunciado a finales de 2019, pero la pandemia retrasó su puesta en marcha. Ramon Marsal, presidente de la Fundación PortAventura, aseguró que «esperamos recibir a unas 200 familias este año». Al acto acudieron Choni Fernández, directora de RSE de PortAventura, y Ramon Marsal, presidente de la Fundación PortAventura.

FOTO: PortAventura

Con las familias se encontró Ricky Rubio, cuya fundación realiza proyectos a favor de los pacientes de cáncer. El baloncestista les dio la bienvenida al complejo, les explicó el proyecto y les mostró su apoyo. 

Entre otras acciones, el jugador de los Cleveland Cavaliers ha proporcionado la posibilidad de que los niños enfermos viajaran a Estado Unidos para ver uno de sus partidos en la NBA. Actualmente, la situación de pandemia también impide estos desplazamientos largos. Por ello, Rubio ha ofrecido a los niños, pacientes del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, una experiencia «más próxima» en el complejo turístico de la Costa Daurada, el cual ha calificado de «espectacular».

Una de las familias es la de Luca De La Vega, un niño con el que la fundación del jugador de baloncesto ha trabajado a lo largo de los últimos años. Luca sigue en tratamiento, pero esta semana podrá olvidarse de su enfermedad y disfrutar. La familió afirmó sentirse «muy agradecida». Según Rubio, «Luca es el perfecto embajador de este proyecto. Él quiso ayudar a los demás y esto es en lo que consiste el proyecto».

FOTO: Fabián Acidres

De hecho, la colaboración con PortAventura se encuentra enmarcada dentro del Proyecto Luca. Las seis familias presentes ayer son parte de ese proyecto, que, en palabras de Rubio, «permite que los niños y niñas que han pasado por un momento complicado puedan ayudarse mútuamente. Por mucho que nosotros podamos ayudar como adultos, los niños y niñas puedan compartir sus temores o dudas con otros que han pasado lo mismo. Además de divertirse, pueden formar amistades con otros niños».

«Estos momentos de alegría y de desconexión, de dejar de pensar en lo que está pasando, son muy necesarios», aseguró Rubio, que conoce lo que es tener a un familiar con cáncer. El jugador comentó que, estos proyectos, personalmente «llenan mucho, es muy gratificante».

Al valorar el trabajo que realiza su fundación, Rubio defendió que «todo el mundo tiene la capacidad de ayudar en un grado o en otro» al mismo tiempo que valoró la importancia de que una figura del deporte se involucre con causas solidarias como esta: «El ser deportsita de élite puede provocar que el mensaje llegue a más gente y eso se lo dije desde el principio a Luca, que lo aproveche».

Temas

Comentarios

Lea También