Costa Cambrils

Roban 30 periquitos ‘terapéuticos’ de un centro de Alzheimer de Cambrils

Los pájaros y sus llamativos colores sirven para realizar ejercicios cognitivos a los usuarios que tiene el centro de día Les Orenetes

Francesc Joan

Whatsapp
Algunos de los ejemplares robados en el centro de día Les Orenetes de Cambrils. FOTO:CEDIDA

Algunos de los ejemplares robados en el centro de día Les Orenetes de Cambrils. FOTO:CEDIDA

A Carmen Barros y a su marido, Gerardo, se les cayó el alma a los pies cuando comprobaron que el jaulón donde tienen los periquitos había sido forzado. Temieron lo peor. Y sus augurios se confirmaron cuando instantes después comprobaron que habían desaparecido del interior la treintena de pájaros, incluidas las crías nacidas hace unos días.

Carmen pensó enseguida en Antonio, uno de los usuarios a quien le encanta situarse frente a la instalación y contemplar el vuelo de las aves. Sus plumas verdes, amarillas, azules y blancas le ayudan a recordar los colores. Los periquitos son terapéuticos para la docena de pacientes de Les Orenetes, el centro de día impulsado por la Asociación de Familiares de Alzheimer Costa Dorada que está ubicado en la Casa Sant Josep de los hermanos de La Salle, en Cambrils.

«Además del robo los ladrones rompieron y se llevaron casetas, bebederos, comederos y algunos de los elementos que los periquitos utilizan para posarse dentro del jaulón», explica Carmen, la presidenta de esta asociación sin ánimo de lucro donde también se atiende y trata a pacientes con otras enfermedades neurodegenerativas como por ejemplo la ELA y el parkinson.

Antonio, un usuario del centro, junto al jaulón donde suele contemplar el vuelo y los colores de los periquitos.

Tras el robo, ocurrido la noche del jueves, la asociación utilizó las redes sociales para explicar lo sucedido y pedir que nadie comprara crías si se las ofrecían durante estos días. También se situaron sobre la pista de quién podía estar detrás del suceso después de llamar a un vendedor que había puesto un anuncio unas horas después del robo. «Cuando preguntamos y nos dijo que tenía crías papilleras le comentamos lo que nos había ocurrido en el centro. Nos colgó de inmediato, y ya no contestó más a nuestras posteriores llamadas», asegura Carmen.

Después de hacer público el caso el viernes en las redes sociales el centro ha recuperado algunos periquitos. «Nos llamaron al día siguiente diciendo que habían encontrado una jaula con diez en unos terrenos justo detrás del centro. Y nos los trajeron, aunque las crías no han sobrevivido y uno de los adultos tiene el ala rota».

El centro agradece también la multitud de llamadas que han recibido desde distintos lugares ofreciéndoles periquitos para continuar con su terapia con los usuarios. «Nuestra idea es volver a tener una treintena y seguir con la terapia que hacíamos. Tenemos pocos recursos y toda ayuda será buena», explica Carmen.

Temas

Comentarios

Lea También