Roban un ordenador de un inspector nuclear en un parking de Mont-roig

La computadora estaba en el coche de este trabajador del Consejo de Seguridad Nuclear. Alguien rompió la ventanilla del vehículo en la Platja Cristall y se llevó el portátil. El CSN asegura que no hay información sensible de la central, aunque sí habría datos personales y de políticos

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de un cristal roto en un robo. FOTO: DT

Imagen de un cristal roto en un robo. FOTO: DT

El pasado jueves, la central nuclear Vandellòs II realizó un simulacro de un accidente grave, que en caso de ser real sería una fuga de radiación en las instalaciones y un problema de contención que obligaría a tomar medidas en un radio de hasta 10 kilómetros a la redonda.

El ejercicio contó con la supervisión de el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que tenía personal en la sede central de Madrid y un inspector en el terreno para evaluar la respuesta de la central en una situación tan crítica.

El inspector tenía su coche aparcado en un parking de la Platja Cristall y dentro del mismo dejó, entre otras pertenencias, un ordenador portátil con información sensible. No de la propia central en términos de información confidencial, pero si nombres, teléfonos y otros datos comprometidos.

El autor del robo rompió el cristal del coche y se llevó el portátil. Fracturó la ventanilla de la parte de atrás del piloto y cogió la mochila donde en su interior había el ordenador.

La hipótesis en la que trabaja Mossos d'Esquadra, que es el cuerpo de seguridad donde se hizo la denuncia, es que el ladrón se llevó el portátil por el valor de la tecnología, no por la información que podría contener.

Sin embargo, al ser material de trabajo de un inspector nuclear han saltado todas las alarmas sobre el contenido de la computadora y el CSN ha aclarado hoy sábado detalles de lo que habría en su interior para apaciguar cualquier sospecha de que el delincuente tuviera material comprometido de la seguridad de Vandellòs II y otras instalaciones parecidas.

El CSN ha informado que "el ordenador sustraído dispone de varias claves de seguridad para poder acceder al mismo y a la documentación contenida en el portátil. En el hipotético caso de conseguir acceder, la información almacenada no corresponde en ningún caso a información referente a la protección física de la central nuclear de Vandellòs II. Así mismo, tampoco contiene información que pertenezca a la propiedad intelectual tecnológica de la instalación. Por tanto, la seguridad física de la central nuclear no está comprometida por este hecho".

La información almacenada en el ordenador propiedad del CSN, y en diversos documentos sustraídos que lo acompañaban, está relacionada con documentación de carácter personal y de trabajo, que en parte podría ser considerada sensible desde el punto de vista la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, explican fuentes del CSN.

Tras denunciar el robo el jueves en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Cambrils, no se tiene sospecha alguna de que el móvil del robo esté relacionado con el acceso a la información contenida en el ordenador, sino más bien el hacerse con un bien ajeno.

Temas

Comentarios

Lea También