Roda de Berà propondrá a los vecinos cambiar o mantener la calle Joan Carles I

Es la única localidad de Tarragona que ha dedicado un vial al monarca emérito. El consistorio busca la fórmula para obtener el máximo consenso tanto entre partidos como en la localidad

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alba Mariné

FOTO: Alba Mariné

Roda de Berà decidirá en los próximos meses si cambia o mantiene el nombre de la calle Joan Carles I, el vial donde se ubica actualmente la sede del ayuntamiento, la comisaría de la Policía Local, la escuela pública El Cucurull, y diferentes viviendas privadas. 

La huída del monarca emérito español hasta Abu Dabi ha provocado una reacción en cadena en un gran número de municipios, sobre todo catalanes, donde se quiere dejar sin honra al ex jefe de Estado. Unos apuestan por la retirada de medallas y distinciones y otros borrando la huella en el callejero. La gran mayoría de estas propuestas salen de la mano de ERC.

FOTO: A.M.

En España, la denominación del anterior jefe del Estado está en al menos 637 vías públicas, entre calles, plazas o avenidas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Algunas de ellas en Catalunya: Montornès del Vallès, Sant Salvador de Guardiola, L’Hospitalet de Llobregat y Roda de Berà.

Junta de portavoces

Precisamente, en la única localidad de toda la provincia de Tarragona con una calle dedicada al monarca emérito español todavía no está claro que pasará. En la última junta de portavoces, celebrada el pasado día 10 de septiembre, la concejal de ERC, Eva Maria Giménez, sacó el tema al final de la sesión, en el turno de preguntas.

Cada uno de los portavoces del consistorio rodense opinó sobre la reflexión de la edil republicana, pero sin intención de sacar una conclusión o propuesta definitiva en aquel momento. De hecho, todavía no está claro cómo proceder si al final se apuesta por un cambio de nombre o se mantiene el mismo que está desde 1981. 

La denominación de calles, plazas o avenidas en España del monarca emérito es de 637

El alcalde, Pere Virgili, admite que el pasado jueves se hizo una primera reflexión del tema y que el cambio de nombre del vial es un asunto que debe concretarse antes de final de año y presentarse en un plenario.

Virgili es partidario del consenso máximo. Se tome la decisión que se tome debe haber una mayoría amplia entre los partidos representados y que no quede sólo en una mayoría ajustada por un solo voto. Por ello se quiere ir despacio y buscar la mejor solución para el municipio al margen del partido que se representa en el consistorio.

A fecha de hoy, hay dos opciones que se están barajando para poder decidir si el rey emérito mantiene o no el nombre de la calle en Roda de Berà.

La opción A sería proponer una votación en un plenario, como pronto el de octubre, en el que haya una amplia mayoría en un sentido u otro. Si se habla de cambiar el nombre, en la misma se propongan 3 o 4 nombres alternativos a votar en la plataforma digital que tiene la localidad y que ha servido para decidir proyectos de los presupuestos participativos. 

La opción B seria convertir el cambio de nombre en un referéndum municipal con una papeleta con doble pregunta. La primera si se quiere o no cambiar el nombre de la calle. Y la segunda, en caso afirmativo escoger entre 3 o 4 opciones la que más guste.

De momento, el tema del cambio de nombre es un asunto más en el día a día del consistorio y no se forzará ni el pleno ni el referéndum desplazando otras prioridades municipales. Los partidos posiblemente debatan de nuevo sobre el asunto en la próxima junta de portavoces y allí se defina qué opción de las dos tiene más adeptos.

El cambio de nombre de una calle no debe comportar demasiados problemas administrativos y en cuestión de meses sería efectivo. El alcalde recuerda, a título de ejemplo, que se cambió hace pocos años el nombre de la plaza de Tots els caiguts por el de la República sin que pasaran muchas semanas entre el nombre antiguo y el nuevo aprobado. 

40 años de nombre
Roda de Berà tiene tres calles dedicadas a monarcas con vida. Además de la calle Joan Carles I, está la Reina Sofia y Reina Fabiola de Bélgica. Respecto al nombre del monarca emérito, se puso a partir de junio de 1981 explican fuentes municipales.

La calle perteneció en sus inicios a la urbanización Fontanilla, que luego quedó absorbida con el crecimiento urbanístico. Antes de Joan Carles I se denominó calle Bonastre, pero a partir de 1981 hubo una renumeración de las calles de Roda de Berà y aprovechando la ordenación de las ,mismas se cambió el nombre.

Cabe decir que con la polémica de la huida en el consistorio han llegado tres mensajes telemáticos preguntando sobre su futuro.

Temas

Comentarios

Lea También