Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rozalén: "La música es un arma maravillosa para hacer terapia"

Actúa mañana viernes en el Festival Internacional de Música de Cambrils con su gira ‘Cuando el río suena...’

Sílvia Fornós

Whatsapp
Imagen de la cantante Rozalén. FOTO: Cedida

Imagen de la cantante Rozalén. FOTO: Cedida

Rozalén es una de las principales voces de la canción de autor en España. Mañana actuará en el Festival Internacional de Música de Cambrils para cautivar al público. Lo hará compartiendo las historias personales y experiencias que relatan sus canciones.

¿En qué momento profesional se encuentra?

Ahora mismo estamos en la etapa final de la gira Cuando el río suena... En dos meses y medio se acabará una gira que empezó hace dos años. Estamos en un momentazo, porque todo va rodado, y lo estamos disfrutando mucho.

Cuando se prepara una gira, ¿uno se imagina que durará tanto tiempo?

Sí. Casi todas las giras que hemos hecho con nuestros discos han durado unos dos años. Para mí, la música es eso, no solo ir a las ciudades principales sino ir a muchos lugares. Y con esta gira hemos viajado mucho por Latinoamérica y Europa.

Cuando llegue el último concierto de la gira, ¿sentirá cierta melancolía?

Aunque no ha llegado aún, ya siento melancolía cuando pienso que quedan pocos meses. Es una mezcla de sentimientos, porque tengo ganas de empezar a cantar cosas nuevas, de componer, de ponerme a grabar, porque es una etapa también muy bonita. Pero me da morriña porque luego estaré sin ver a mi equipo durante mucho tiempo.

¿Se dedica tiempo a sí misma o empieza rápidamente a componer?

Llevo componiendo desde hace tiempo, muchos meses. Simplemente, después de la gira seguiré trabajando mucho pero desde casa. Poder dormir en tu colchón y estar en casa te permite tener una rutina, que no sueles tener cuando estás de gira.

¿Actuar en citas como el Festival Internacional de Música de Cambrils qué le aporta?

Lo primero es reconocimiento. Es un festival súper importante y poder estar en festivales tan grandes es una recompensa a tantos años de trabajo, y da gusto poder actuar en lugares donde nunca imaginaste que podrías estar. Y por Tarragona no hemos tocado mucho, así que es una doble alegría. La última vez que tocamos en Tarragona fue en el Teatre Tarragona y recuerdo que fue un concierto muy bonito. Tengo muchas ganas de actuar en el festival de Cambrils.

Acude a los conciertos acompañada de su inseparable Bea que traslada todas sus canciones de al lenguaje de signos. ¿Cuál es el valor añadido en cada actuación?

Somos un equipo muy grande y Bea es imprescindible. Es mi media mitad, con la que comparto protagonismo. Es una declaración de intenciones. Creemos en un mundo más justo, más igualitario en muchos sentidos, y tener a una intérprete de lenguaje de signos encima del escenario me parece que es más hacer que decir, porque empezamos a decir y luego hacemos poco. También es un acercamiento de la lengua de signos a las personas oyentes. Las personas que no necesitan una intérprete, a través de Bea, entienden mejor las letras de las canciones y se pueden plantear que en un mismo mundo hay muchas personas iguales y otras muy diferentes, y que todas tenemos cabida.

¿La música debe ser una plataforma de sensibilidad?

No todo el mundo tiene conciencia social en sus canciones, de hecho la mayoría no la tiene, y habla del amor y del desamor. Me parece muy bien, y es respetable. Pero mis maestros, la gente que me gusta a mí, suelen ser gente muy comprometida. Cada uno elige su camino. Yo vengo de la psicología social y de la canción de autor que tiene este compromiso.

En la actualidad, el reconocimiento de su trabajo trasciende las fronteras de España. Ha actuado en países como México, Colombia, Perú, Chile o Argentina. ¿La gira por América será una fuente de inspiración de su próximo trabajo?

Algo claro que habrá. Yo suelo escribir mucho de lo que vivo, siento y de las experiencias. Cuando uno viaja, aparte de hacerle mejor persona porque le abre la mente, descubre nuevos ritmos, nuevos instrumentos, nuevas melodías y nuevas historias. Es inevitable.

¿Se ha planteado posibles colaboraciones con otros artistas?

No, primero vienen las canciones y luego ya veremos.

¿Mientras está componiendo, lo hace pensado en una futura colaboración o surge después la idea?

Las canciones las hago para mí, y lo único que sé es lo que quiero decir y cómo lo quiero decir. No estoy pensado en el marketing ni mucho menos. Las ideas que tengo a medias en la cabeza tienen mucha crítica social, mucha interioridad, etc.

La crítica y remover conciencias a nivel social es su sello de identidad.

Desde el primer disco ha habido crítica en las canciones. Es verdad que con el paso del tiempo han alcanzado mucha más popularidad.

Relacionado con la memoria histórica, ha comentado en anteriores ocasiones que hablar de ello ayuda a curar las heridas.

Sí, por supuesto. Lo que no entiendo es cómo no se ha hablado y cómo no nos han explicado muchas cosas en este país. Me parece absurdo y torpe.

¿La música es una plataforma para hablar de ello?

La música, el arte y la cultura en general son armas maravillosas y poderosísimas para hablar y visibilizar muchísimos temas, y hacer terapia. Es una maravilla y tengo mucha suerte.

Allá donde va, se muestra orgullosa de reivindicar sus raíces en Letur. El encuentro ‘Leturalma’ se ha celebrado recientemente y ha llenado de cultura la Sierra de Segura.

Lo nuestro es una apuesta y más por la preocupación alrededor de la despoblación del pueblo de Letur, donde cada vez hay menos gente y menos niños. Los pueblos son los grandes olvidados. Me preocupa muchísimo y cuando más mayor me hago, más claro lo tengo, y más pro rural soy. Los valores que se adquieren en el campo, cerca de la naturaleza, no tienen nada que ver con lo urbano, que está muy bien, pero hay que combinarlo.

Temas

Comentarios

Lea También