Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'SOS Profe' activa un teléfono para cuando el maestro es el acosado

El psicólogo Ferran Barri destaca que 'el profesorado no ha sido formado para afrontar este tipo de situaciones'

José M. Baselga

Whatsapp
Maestros que han impulsado el servicio 'Sos Profe' para los profesores.  Foto: CEDIDA

Maestros que han impulsado el servicio 'Sos Profe' para los profesores. Foto: CEDIDA

Algunos llevan años en la docencia. Otros menos tiempo, pero coinciden que en determinadas circunstancias «es un verdadero calvario el hecho de entrar en el aula e intentar impartir la materia. El dar clase día a día».

En algunos casos los profesores deben lidiar con lo que llaman «situaciones de baja intensidad» cuando los alumnos «hablan de forma continuada, se levantan sin permiso, interrumpen las explicaciones o se ríen en clase», pero también con «situaciones graves» como «faltas de respeto, desafíos, amenazas e incluso agresiones».

Para dar asesoramiento a cómo afrontar esas situaciones, un grupo de maestros y psicólogos infantiles han creado la plataforma SOS Profe, para que el personal docente pueda transmitir sus situaciones e incluso miedos, «muchas veces ante la falta de apoyos por parte de la administración».

SOSProfe funciona mediante un teléfono (602 251 088) que tiene Whatsapp. Un grupo de maestros y psicólogos recibe la llamada y activa un plan de acción que incluso cuenta con asesoramientio jurídico en caso de situaciones de gravedad como amenazas o acosos.

Poco formado

«SOS Profe Está dirigido al profesorado en dificultades», explica el psicólogo y profesor Ferran Barri, que también es un experto en el bullying escolar. «Desgraciadamente el profesorado no ha sido formado para afrontar este tipo de situaciones y debe usar los muchos o pocos recursos propios aprendidos en el día a día y sus habilidades ».

En los días que lleva activado el teléfono ya recibido diferentes llamadas que reflejan también la falta de un criterio unificado para hacer frente a la indisciplina en el aula. «Nos relatan que hay casos de alumnos conflictivos que ya se dan por perdidos y para los que las direcciones de los colegios no aplican los expedientes sancionadores que proponen los maestros». Esa situación genera quejas en los alumnos a los que sí se aplican castigos «y ello desencadena una indisciplina general».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También