Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou aprueba 27 expropiaciones en el último tramo del barranco de Barenys

La junta de gobierno da luz verde al proyecto,que afecta a 5 chalets, 2 bloques de apartamentos, locales comerciales y parkings en las calles València, Sol y Barenys y el paseo Miramar

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
La mayoría de las fincas expropiadas son segundas residencias de verano. Son pocas las que están habitadas todo el año. Foto: Alfredo González

La mayoría de las fincas expropiadas son segundas residencias de verano. Son pocas las que están habitadas todo el año. Foto: Alfredo González

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Salou aprobó ayer la expropiación de 27 fincas situadas en el último tramo del futuro trazado del barranco de Barenys, desde las vías del tren hasta el mar. Se trata de cinco chalets, dos edificios de apartamentos, locales comerciales y aparcamientos situados en las calles València, Sol y Barenys y el paseo Miramar. El consistorio notificará en los próximos días a los propietarios la cantidad de dinero que les corresponde. Aquellos que no estén conformes podrían recurrir. En total, recibirán 4,2 millones de euros, financiados íntegramente por la Generalitat de Catalunya.

Los inmuebles expropiados son sobre todo segundas residencias de verano. Son pocos los que están habitados durante todo el año. El consistorio espera disponer de ellos «a finales de este año o principios del próximo», explica Marc Montagut, concejal de Gestió del Territori, Seguretat Ciutadana i Mobilitat.

Hasta que no sean de titularidad municipal, el Ayuntamiento no podrá licitar las obras. «Si todo va según lo previsto, lo haremos antes de verano, durante el segundo trimestre de 2016», apunta Montagut.

Licitará a la vez los trabajos del último tramo del barranco y los del sector 03, entre la vías del tren y el vial de Cavet –zona afectada también por el nuevo trazado–. «La junta de gobierno aprobará la próxima semana la reparcelación de ese sector. La tramitación durará en torno a cinco meses», comenta el concejal de Gestió del Territori.

Según el calendario marcado por el Ayuntamiento, el desvío y canalización del barranco de Barenys comenzaría después del verano de 2016 –durante la temporada turística no se pueden hacer obras en Salou– y estaría listo entre finales de 2017 y principios de 2018. El coste total del proyecto asciende a 14,2 millones de euros, que serán sufragados por la Generalitat. El Govern se comprometió a asumir esta cantidad en 2013, cuando cerró con el consistorio el acuerdo para renovar el consorcio del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) de Salou y Vila-seca.

«Estamos pendientes de los trámites para conseguir definitivamente el desvío del barranco, y hacemos un seguimiento cuidadoso del convenio que firmamos con la Generalitat para trabajar juntos en esta necesidad que tiene Salou y, en especial, el barrio de la Salut», señala el alcalde, Pere Granados.

El edil recuerda que las inundaciones y los daños causados la semana pasada por el desbordamiento del barranco a causa de las fuertes lluvias «ponen de manifiesto la necesidad de desviarlo y canalizarlo para eliminar de manera definitiva esta problemática histórica que sufre el municipio».

El nuevo trazado del barranco de Barenys permitirá, además, el desarrollo del sector 03, donde está prevista la implantación de un complejo hotelero con ocho resorts, una ciudad deportiva municipal y un espacio que albergará industria escaparate y un centro de negocios para grupos y operadores del sector turístico.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También