Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou calcula que la canalización de Barenys puede empezar en 2018

Este septiembre se tramitarían las expropiaciones de los inmuebles, según se desprende de la reunión con Incasòl y ACA

J.Cabré/Redacción

Whatsapp
La reunión celebrada esta semana permite planificar el inicio de unas obras largamente reivindicadas. FOTO: DT

La reunión celebrada esta semana permite planificar el inicio de unas obras largamente reivindicadas. FOTO: DT

Los trámites para sacar adelante la canalización del barranco de Barenys siguen su curso. En la última reunión entre Ayuntamiento, Agència Catalana de l’Aigua (ACA) e Incasòl se ha tratado sobre el calendario, que incluye proyecto, licitación e inicio de obras.

El alcalde de Salou, Pere Granados, acompañado del concejal de Gestión de Territorio, Marc Montagut, y técnicos municipales estuvieron trabajando con la ACA y el Incasòl los plazos y, según aseguraron, la próxima semana se abrirán las plicas para licitar la redacción del proyecto del tramo que discurre por el barrio de la Salut y que podría estar listo de cara al mes de junio. Así, durante este 2017 se llevarán a cabo los trabajos de redacción y expropiación y de cara al 2018, el inicio de los trabajos.

El alcalde señaló que «ha sido una reunión muy positiva porque hemos fijado un calendario de actuación en el que se determina que el primer semestre de 2018 podrían iniciarse las obras de encauzamiento del barranco». Añadió que este próximo mes de septiembre, el ACA llevará a cabo las expropiaciones de los inmuebles afectados por la canalización. Granados lo define como «una buena noticia» porque «los vecinos al final podrán ver este problema histórico resuelto, que es también un problema de ciudad y que yo me hago también mío».

Hay que recordar que el proyecto en el que se trabaja, como explicaba el concejal de Gestión de Territorio, Marc Montagut, afecta al tramo que hay en la parte final del barranco (desde la línea del ferrocarril hasta el mar), en pleno barrio de la Salut.

En estos metros se busca crear un único canal de encauzamiento de unos 30 metros de ancho que desaguará por la calle Barenys, implicando la expropiación de las mismas 29 unidades urbanas del proyecto inicial. «Es un proyecto que busca solucionar las inundaciones por desbordamientos y acabar con las incomodidades que genera en el barrio», apuntaba Montagut.

La propuesta que se desarrollará da cumplimiento a la sentencia del juez que fija una capacidad de evacuación de Q500. Para ello se suma la Q200 de la calle Barenys y otros tres desagües por las calles A, B y C que completarían la Q500.

Temas

  • COSTA

Lea También