Más de Costa

Salou encara la Semana Santa con pocos turistas y con PortAventura cerrado

La FEHT lamenta el "poco sentido común" del Procicat por no permitir la apertura de los parques temáticos

ACN

Whatsapp
Imagen de varios establecimientos comerciales de Salou, cerrados. ACN

Imagen de varios establecimientos comerciales de Salou, cerrados. ACN

Salou, el epicentro turístico de la Costa Daurada, afronta una Semana Santa floja por el impacto de la covid-19. Las restricciones vigentes impiden la llegada de turistas extranjeros y del resto del Estado, y la apertura de PortAventura, que ha tenido que aplazar el inicio de temporada hasta el 23 de abril.

Además, la mayoría de grandes hoteles están cerrados y hay algunos que ya encadenan casi un año y medio sin actividad. En medio de este escenario, los empresarios locales se encomiendan a los visitantes de proximidad y exigen que el pasaporte sanitario esté vigente en verano. La patronal turística acusa al Procicat de mostrar "poco sentido común" y lamenta que no haya permitido la apertura de parques temáticos ni haya ampliado el horario de la restauración.

En Semana Santa, la Costa Daurada recibe sobre todo público de ámbito catalán y estatal, principalmente de Aragón, la Rioja, Navarra y el País Vasco. Este año, pero, solo podrán visitarla los turistas de Catalunya. "Es cierto que estamos mejor que el año pasado, cuando estábamos cerrados, pero habríamos querido que la situación sanitaria ya diera pie a que todo el público español se pudiera mover", admite el portavoz de la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT), Xavier Guardià.

Además de las restricciones de movilidad, que solo permiten hacer salidas con la burbuja de convivencia, Guardià subraya el perjuicio que PortAventura no haya podido abrir este sábado 27 de marzo, a pesar de "el espectacular" protocolo sanitario que implementó el año pasado. El representante de la patronal considera que esto es un agravio comparativo respecto al turismo de nieve. "Cuando se forman colas en las estaciones de esquí no hay riesgo, ¿Y sí que lo hay en las de PortAventura?", se pregunta.

En esta línea, la FEHT considera que el Procicat no escucha bastante la voz del territorio y asegura que el sector se ha sentido "muy poco respetado". A la vez, critica que no se hayan ampliado las franjas horarias de apertura de bares y restaurantes, que tienen que bajar la persiana a las cinco de la tarde. "Es evidente que la tarde y noche es cuando hay más movimiento en las zonas de ocio. No entendemos esta poca sensibilidad y empatía", apunta Xavier Guardià.

Por su lado, los comerciantes consideran que el hecho de que PortAventura no pueda abrir todavía podría llevar más peatones a las zonas comerciales y animar la facturación. A pesar de que las expectativas no son demasiado elevadas, el presidente de la Asociación Shopping Salou, Juli Vilaplana, afirma que desde que se han flexibilizado las medidas han notado un repunte de las ventas. "Después de tantas restricciones cualquier cosa es bienvenida. A pesar de que no abrirán todos los comercios, esperamos unas ventas decentes", confía el comerciante.

Pasaporte sanitario en verano sí o sí

En medio de este escenario incierto, el sector turístico de la capital de la Costa Daurada reclama que el pasaporte sanitario se implemente de cara al verano para poder reactivar la actividad a gran escala. En un destino como Salou, la movilidad internacional acontece imprescindible. El año pasado la ciudad sumó más de 1,5 millones de pernoctaciones a pesar de la covid-19, pero es que en el 2019 fueron 8 millones. Aquel año, el mercado estatal supuso 2,8 millones de pernoctaciones, seguido del británico con 1,4 millones, y de franceses y rusos, con alrededor de un millón cada uno.

"El pasaporte será una herramienta maravillosa si funciona", valora Guardià. Aun así, el portavoz de la FEHT confía que no se prohíba viajar a aquellas personas que todavía no cuenten con este pasaporte. Los comerciantes también exigen el impulso de esta medida y la ven indispensable para "salvar" la temporada de verano, junto con el proceso de vacunación. "Será una buena oportunidad", afirma Sílvia Majón, dependienta de una tienda de ropa del paseo marítimo de Salou.

Temas

Comentarios

Lea También