Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou explicará su historia através de siete rutas turísticas

El consistorio instalará 110 atriles con información sobre la evolución de la ciudad desde la prehistoria hasta los años sesenta
Whatsapp
El Llatzeret, incluido en el trazado del camino de ronda, es uno de los elementos que serán señalizados. Foto: DT

El Llatzeret, incluido en el trazado del camino de ronda, es uno de los elementos que serán señalizados. Foto: DT

Salou contará su historia a través de siete rutas turísticas por su patrimonio cultural. Desde la prehistoria hasta el boom del turismo y la arquitectura de los años sesenta del siglo XX. El consistorio instalará 110 atriles con información en catalán y castellano, ilustrada con una imagen antigua o un grabado de la época, y un código QR que remitirá a los visitantes a una web con documentación más detallada.

«Colocaremos los treinta primeros en el Espigó del Moll antes de este verano. Los demás estarán listos de cara a la temporada de 2016», apuntan desde el Ayuntamiento. El proyecto está encabezado por el departamento municipal de arquitectura y cuenta con la colaboración de la Universitat Rovira i Virgili, el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes) y los historiadores Pedro Otiña y Josep Maria Guinovart. «Está siendo un trabajo complejo de documentación».

Cada ruta se adentrará en un tema: arqueología, defensa, infraestructuras, actividad económica, turismo, naturaleza y costumbres. «Es un ingrediente cultural más para alargar la temporada turística», indican fuentes municipales. Los visitantes podrán realizar excursiones guiadas.

El primer recorrido se centrará en la prehistoria y la arqueología, con paradas en la villa romana de Barenys o el yacimiento ibérico de la Cella. La Torre Vella y las fortificaciones de defensa que emergieron en el camino de ronda, como la extinta Torre Nova, serán protagonistas de la segunda ruta. Mostrará un periodo convulso marcado por la lucha por el control del puerto y la presencia de piratas, primero cristianos (como los Grimaldi de Mónaco) y luego moriscos, que saquearon Barenys. También aludirá a la Guerra Civil española y al nido de ametralladora.

La tercera recordará la creación del Espigó del Moll y la construcción la Aduana, el edificio de Capitanía Marítima o el Llatzeret. A principios del siglo XIX Salou era un importante punto de entrada y salida de mercancías, tanto por mar como por ferrocarril (con el Carrilet). Incluso hubo un proyecto para crear un canal navegable que conectase con Reus. Nunca se llevó a cabo. El puerto de Salou perdió pesó a mitad de ese siglo en detrimento del de Tarragona. El faro de señalización del puerto de Tarragona era el de Salou (construido en 1855).

La pesca cogió entonces el testigo de las exportaciones y las importaciones en el Espigó del Moll. Como recordará la cuarta ruta, en esa época llegaron a Salou familias de pescadores de L’Ampolla y L’Ametlla de Mar. También proliferó la agricultura y masías como el Mas de l’Esquerrer.

 

Baños de mar

Con el inicio del siglo XX llegaron a Salou los primeros veraneantes. Los baños en el mar se pusieron de moda debido a que los médicos decían que eran saludables. Surgieron los chalets modernistas y novecentistas en en el paseo Jaume I, y el que fue proablemente el primer edificio de apartamentos de España, el Sol i Mar (junto a la iglesia Santa Maria del Mar). El progresivo incremento de turistas se consolidó con el boom de los años sesenta. Esta evolución será el eje de la quinta ruta.

La sexta incidirá en los lugares de interés paisajístico, la zoología o los ecosistemas vegetales, muy ligados a las playas y calas. Para acabar, la séptima tratará sobre las fiestas populares, tanto de la verano como la de invierno, y los locales que convirtieron a Salou en un referente del ocio nocturno.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También