Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou homenajeará a Julio Vilaplana con un espectáculo teatral en el TAS

El grupo de teatroque lleva su nombre intepretará escenasde algunas de las obras en las que participó, el sabado 27 de febrero

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
El empresario e impulsor de la segregación Julio Vilaplana (i), fallecido el 31 de julio, en plena actuación. Foto: A. G.

El empresario e impulsor de la segregación Julio Vilaplana (i), fallecido el 31 de julio, en plena actuación. Foto: A. G.

Julio Vilaplana era un hombre polifacético con una gran vena artística. El teatro era una de su pasiones. Fue actor y director. Sus compañeros se subirán el sábado 27 de febrero (21 horas) al escenario del Teatre Auditori de Salou (TAS) para homenajearle siete meses después de su muerte –falleció el 31 de julio–. Interpretarán escenas de las obras más representativas en las que participó el que fuera uno de los impulsores de la segregación de Salou: La tía de Carlos y Cuñado viene de cuña. También cantarán, en directo y en playback, y representarán un sainete sobre Adán y Eva del escritor y humorista venezolano Aquiles Nazoa. Será un espectáculo benéfico en favor de la Associació de Familiars d’Alzheimer de Salou (Afas). La entrada cuesta cinco euros.

Supondrá el debut del recién creado Grupo de Teatro Julio Vilaplana. «Antes éramos los Amigos del Botánico, donde está la sede de Afas, pero hemos decidido agruparnos y adoptar su nombre, ya que era una persona muy querida y apreciada por nosotros», afirma Jesús Zambrano, guionista y actor de la obra. El reparto lo completan María Toledo, Mickey Mora –director también de la función–, Lola Sánchez, Gerome Joffre, Eva Balestra, Carmen Civera y Silvia Colás. Contará con la colaboración especial del popular humorista Mariano 1.85. «Será un espectáculo muy divertido», explica Zambrano.

Vilaplana destacó, sobre todo, en papeles cómicos. «Se sentía muy cómodo haciendo comedias. Trasmitía su carácter jovial y alegre. Era un actor excelente y tenía el don de hacer reír a la gente», recuerda Zambrano, que resalta que era «una persona sumamente íntegra y muy amigo de sus amigos».

Natural del pueblo alicantino de Ibi, Vilaplana llegó a Salou en 1957, con apenas 17 años. Fue, junto con Manuel Albinyana y Francesc Germà, uno de los padres del movimiento segregacionistas que desembocó en la separación de Salou y Vila-seca en 1989. Fue empresario y político: su familia regenta la heladería La Ibense y fue concejal por el PSC desde 1991 hasta 1995.

El Ayuntamiento de Salou le nombró hijo adoptivo de la ciudad a título póstumo, el pasado 28 de octubre, dentro de los actos de la fiesta mayor de la segregación.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También