Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou indemniza a una mujer que tropezó en una acera en mal estado

Iba a clases de yoga en el Espai Caixa Salou de jubilados cuando tuvo el accidente y se rompió el brazo por dos puntos

J.Cabré

Whatsapp
La caída ocurrió en el tramo de acera más cercana al árbol de la entrada principal del equipamiento. Foto: a.mariné

La caída ocurrió en el tramo de acera más cercana al árbol de la entrada principal del equipamiento. Foto: a.mariné

Ocurrió a media mañana, poco antes de las once. Maria Pilar iba a sus clases de yoga tres días por semana. Aquel 28 de septiembre de 2015 no llegó a la puerta del Espai Caixa Salou, el local de jubilados situado en la plaza del Carrilet de la capital de la Costa Daurada.

Unas baldosas rotas y otras desenganchadas de la acera, cerca del árbol de la entrada, provocaron que esta vecina cayera de bruces en el suelo y se rompiera el húmero por dos puntos. El dolor y las secuelas aún perduran y la curación del brazo tardó más de cuatro meses, de los cuales la mitad la pasó con el brazo enyesado. La vecina presentó una reclamación de responsabilidad patrimonial a los tres días del accidente y el Ayuntamiento la desestimó. No se rindió y se fue al los juzgados a presentar una demanda en el Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Tarragona, que fue admitida a trámite.

La jueza estudio el caso y tras escuchar a las partes y conocer las pruebas periciales dictó sentencia a finales de febrero. Esta resolución es firme y no cabe recurso alguno.

La demanda de la vecina ascendía a 9.462,51 euros. Era la cantidad que se calculó por la lesión y las secuelas de movilidad que tiene en el brazo dañado.

La jueza, pero, considera que la culpa debe repartirse a partes iguales: al Ayuntamiento, por su derecho y obligación de tener en condiciones sus propiedades, y a la mujer jubilada, por no prestar suficiente atención (el auto recuerda que el accidente ocurrió poco antes de las 11 horas y que conocía perfectamente la zona porque asistía a clases de yoga y baile). Por ello, la cantidad de la indemnización que debe abonar el Ayuntamiento es de 4.731,25 euros «más los intereses legales devengados desde la fecha de presentación de la reclamación de responsabilidad patrimonial», señala el escrito.

El Ayuntamiento abonará a María Pilar 300 euros y el resto de la cantidad lo asumirá Mapfre, la aseguradora que tiene firmado un contrato con el consistorio salouense.

En el juicio quedó probado que no fue el primer peatón que se había caído y tras la reclamación la Policía hizo un informe y la brigada arregló este tramo de acera de la plaza del Carrilet.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También