Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou invierte 20.700 euros en un parque canino que abrirá en verano

El Ayuntamiento ha retocado el primer proyecto previsto por caro, pero sin reducir las peticiones mínimas que exigen los vecinos. El equipamiento para mascotas tendrá un vallado de madera en un terreno con unos mil metros cuadrados de superficie lleno de obstáculos

Jordi Cabré

Whatsapp
Una usuaria en la zona de Empriius donde se construirá el parque canino de Salou.

Una usuaria en la zona de Empriius donde se construirá el parque canino de Salou.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Salou ha finalizado la redacción del proyecto de parque lúdico para perros que se emplazará en la confluencia de la avenida del Dr. Eduard Punset y el paseo 30 de Octubre, en la zona de Emprius.

Esta actuación municipal lleva mucho tiempo demandada en las redes sociales y desde hace tiempo el propio consistorio estaba trabajando para ponerle solución.

El futuro parque canino salouense –que ya ha iniciado la tramitación inicial pasando por la correspondiente comisión informativa–, informaron ayer fuentes municipales, aprovecha un solar donde ya cuenta con un punto de servicio de agua potable con el fin de adecuar un espacio para el ocio de las mascotas.

«Estamos atendiendo una demanda de vecinos que tienen perros y que nos reclamaban insistentemente poder quitarles la correa en un espacio seguro para correr libremente», explica la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salou, Julia Gómez.

Este emplazamiento escogido por los servicios técnicos municipales sustituye un primer proyecto de parque canino municipal en el que se había trabajado pero que resultaba más costoso –superaba los 40.000 euros de inversión– para llevar a cabo el parque de recreo para mascotas al que se había comprometido el equipo de gobierno.

Memoria valorada

Desde los servicios técnicos de Urbanismo se ha redactado una memoria valorada en poco más de 20.700 euros, la mitad del presupuesto de la primera intención.

Con esta cantidad económica (es la base de a licitación de este proyecto municipal se prevé poner una valla de madera perimetral a un espacio de más de mil metros cuadrados de superficie; instalar algunas piezas que creen obstáculos a lo largo del terreno para el salto de los animales. Dicho en otras palabras, que lo convertirán en un parque de agilidad.

La memoria valorada también contempla dotar al parque canino de un acceso de agua potable a través de una fuente que se colocará en uno de los laterales del vallado y que se diferenciará claramente de la fuente de uso para personas para que no haya confusión.

También se señalizará el espacio con un rótulo indicativo sobre las normas de uso, de manera que no haya dudas sobre lo que se permitirá en este lugar, así como la prohibición de acceso al mismo de niños pequeños, perros agresivos o enfermos , además de recordar la obligatoriedad de recoger los excrementos de los animales.

«Esperamos que el nuevo parque de hierba entre en funcionamiento durante el verano y que los amantes de los perros puedan disfrutar con una mayor seguridad». En este lugar también se instalará mobiliario urbano, como bancos para las personas y papeleras en el punto de salida del recinto.

Vila-seca debe invertir 100.000 euros 

El Ayuntamiento de Vila-seca tiene una partida de 100.000 euros para hacer parques caninos en la ciudad.

Es una demanda de la ciudadanía que quedó reflejada en la primera edición de los presupuestos participativos que convocó el consistorio. A fecha de hoy, los servicios técnicos trabajan en este proyecto, que debe ejecutarse a lo largo del año.

Con una partida económica tan importante, la idea inicial es crear diferentes zonas caninas en la ciudad que faciliten los accesos de los usuarios y que sean compatibles con otras zonas públicas y lúdicas que ya tiene Vila-seca en la actualidad.

Temas

Comentarios

Lea También