Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou irá a los tribunales para legalizar el cierre de balcones

La Comisió Territorial d’Urbanisme tumba de nuevo la propuesta municipal para regularizar las más de 900 viviendas que están cometiendo una infracción urbanística según el POUM 

Jordi Cabré

Whatsapp
Uno de los edificios de Salou con terrazas cerradas. Esta opción és ilegal según señala el POUM.  FOTO: Alba Mariné

Uno de los edificios de Salou con terrazas cerradas. Esta opción és ilegal según señala el POUM. FOTO: Alba Mariné

La Comisió Territorial d’Urbanisme de Tarragona (CTUT) ha tumbado nuevamente la propuesta del Ayuntamiento de Salou para legalizar el cierre de terrazas, galerías y balcones de los edificios, que en una cifra estimativa se sitúa alrededor de las 900 viviendas afectadas.

La Generalitat ha vuelto a subrayar al Ayuntamiento de Salou que la petición que plantean debe enmarcarse dentro de una revisión general del POUM y no en una modificación puntual del mismo: «La propuesta de cierre de las terrazas de los inmuebles del municipio de Salou se debe plantear en la tramitación de una revisión del Plan de Ordenación Urbanística (POUM) municipal y no desde una modificación puntual de su planeamiento».

En octubre de 2016, el pleno municipal acordó la aprobación inicial de la modificación puntual del POUM para regularizar las terrazas. Ya había recibido un revés meses antes en este sentido.

Ante la nueva negativa del CTUT, el Ayuntamiento de Salou ya ha agotado todas sus cartas por la vía administrativa y sólo le queda el comodín del Contencioso-administrativo para seguir defendiendo la reversión de una ilegalidad que afecta a un gran número de pisos de la capital de la Costa Daurada.

El concejal de Urbanisme, Marc Montagut, admite que la Comisió d’Urbanisme de Tarragona ha rechazado de nuevo la propuesta municipal (a pesar de que se intentó cambiar el argumento para justificar esta petición) y mantiene que el cierre de terrazas, galerías o balcones particulares es una acción ilegal y por tanto, sancionable.

El edil admite que hay expedientes sancionadores en marcha y algunos de ellos con multas cuantiosas para los vecinos que han incumplido el POUM y han cerrado su terraza sin permiso.

Nueva estrategia

El concejal d’Urbanisme comunicó el nuevo dictamen negativo de la CTUT a la comisión informativa de Urbanisme del Ayuntamiento -celebrada hace unos días- y posteriormente se ha reunido con el gabinete jurídico del Consistorio para trazar una nueva estrategia que pueda regularizar estas viviendas y frenar los expedientes sancionadores, algunos de ellos ya cobrados y otros en vías de tramitación.

«El equipo de Gobierno está convencido de que el cierre de terrazas, galerías y balcones se puede ajustar al actual POUM. Respetamos la decisión de la Comisió d’Urbanisme, pero hemos decidido defender nuestra propuesta en el Contencioso-administrativo”, asegura Montagut.

Mientras se prepara el recurso y se abre la vía judicial, el Ayuntamiento intenta buscar fórmulas que permitan cerrar el balcón, galería o la terraza de inmuebles sin que se contradiga con el actual POUM, de 2003. Pero ello no impide de momento que se congelen los expedientes.

«La idea que estamos analizando es un cierre de terraza que no sea definitivo, es decir, que la estructura sea desmontable y que no altere el punto 2 del artículo 52 del POUM», dice Montagut. La sugerencia del edil es que quien desee cerrar su terraza lo haga con una persiana corredera o una tela que sea compatible con el actual planeamiento urbanístico.

La razón por la que el POUM de Salou, de 2003, impide el cierre de terrazas se basa en que este espacio computaría a efectos de ocupación máxima y de la superficie de techo edificable (en otras palabras, más metros de vivienda). Y ello significa un aumento de los impuestos que se derivan (IBI) y que actualmente no se computan.

¿Nuevo POUM?

Aunque el equipo de gobierno tiene claro que debe acudir a la vía judicial para defender lo que considera legal en la ciudad, lo cierto es que paralelamente «estamos trabajando para una revisión del planeamiento de la ciudad», admite el concejal.

El inicio de los estudios y trabajos para activar una revisión general del POUM es una de las opciones que llevan meses barajándose en el Ayuntamiento y con el revés de las terrazas por enésima vez podría ser un pretexto para que esta opción empiece a coger velocidad y se plantee este nuevo POUM para los próximos años. 

Temas

Comentarios

Lea También