Más de Costa

Salou pide a la Generalitat ayudas para el comercio

Pere Granados, alcalde de Salou, pide al Govern de la Generalitat que plantee un paquete de ayudas para compensar las pérdidas de los comerciantes del municipio por la reducción de los horarios comerciales

Diari de Tarragona

Whatsapp
El alcalde de Salou, Pere Granados, pide a la Generalitat ayudas para el comercio. Foto: Ajuntament de Salou.

El alcalde de Salou, Pere Granados, pide a la Generalitat ayudas para el comercio. Foto: Ajuntament de Salou.

El alcalde Pere Granados lo ha anunciado en el marco de una reunión telemática mantenida con la delegada del Govern de la Generalitat, Teresa Pallarès, en la cual han asistido el concejal de Dinamització Económica, Héctor Maiquez y varios representantes del sector comercial de Salou: Asociació Shopping Salou Comerciants i Empresaris, Asociació Empresarial Turística de Salou (ASETS); Avinguda Carles Buïgas y Carrer Saragossa.

Granados ha explicado que el comercio de Salou se ve muy perjudicado con las medidas impuestas por el Procicat, de tener que cerrar de 22 a 24 de la noche, que es cuando más volumen de negocio se registra; y, por este motivo, «hay que hacer un replanteamiento de buscar un tipo de ayudas para compensar estas pérdidas para el comercio de costa, de los municipios turísticos, que se cifran en más del 40%».

El alcalde ha remarcado las diferentes acciones que se han llevado a cabo desde Salou apoyando al comercio local para que la Generalitat de Catalunya modifique los horarios de cierre a las 22 y los adapte a los horarios comerciales de los municipios turísticos, que es a las 24 horas. Asimismo ha valorado el buen trabajo del sector privado y público para potenciar la actividad económica del municipio y por ser un sector seguro de COVID-19.

Por el contrario, ha valorado negativamente que hayan bajado el índice de incidencia acumulada de 400 a 250, dado que ello conlleva que municipios como el caso de Salou, que hoy ya estaría fuera del toque de queda (dado que el índice actual es de 270 acumulado, en 7 días) hace que el municipio vuelva a estar bajo el toque de queda, con todas las consecuencias de restricciones que el mismo conlleva, perjudicando las actividades económicas del municipio.

Pere Granados ha invitado al Govern de la Generalitat «a hacer una reflexión profunda sobre las causas de la reducción de horario y las consecuencias negativas que conlleva para el sector del comercio, dado que es un sector que ha actuado cumpliendo las medidas y recomendaciones sanitarias durante todo el proceso de pandemia, demostrando ser una actividad segura de COVID-19». Por lo tanto, «entendemos que se trata de una medida desproporcionada, injusta y no fundamentada en criterios científicos de contaminación vírica, con perjuicio y detrimento del comercio».

Los comerciantes han tenido ocasión de trasladar a la delegada del Govern la situación de sufrimiento que están viviendo y el perjuicio económico con el cierre de estas dos horas, que son esenciales para el sector.

Por su parte, la delegada del Govern de la Generalitat, Teresa Pallarès, ha tomado nota de las demandas del alcalde y de los comerciantes de Salou, que ya ha trasladado a Salut y a Interior, y se ha declarado consciente del perjuicio económico que representa la restricción horaria. No obstante, ha defendido que la salud pública y la contención de los contagios de la COVID deben prevalecer por encima de cualquier otra consideración. Se ha solidarizado con los comerciantes y se ha comprometido a canalizar la petición de ayudas compensatorias para los comercios de los municipios turísticos al Departament d'Empresa i Treball.

La reunión con la delegada y el alcalde de Salou ha sido valorada positivamente por todas las partes.

Temas

Comentarios

Lea También