Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou pide a la Generalitat un 20% más de la recaudación de la tasa turística

El pleno aprueba una moción del PP que reclama un porcentaje mayor sin que merme la promoción y más libertad para decidir en qué invierte el dinero

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Turistas, paseando ayer por una concurrida calle Zaragoza de Salou. Foto: Pere Ferré

Turistas, paseando ayer por una concurrida calle Zaragoza de Salou. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Salou quiere recibir más dinero del impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos –conocido como tasa turística–. El pleno aprobó ayer una moción del grupo municipal del PP para pedir a la Generalitat un 50% de la recaudación, en vez del 30% que percibe actualmente. También reclama poder destinarla a actuaciones que no sean estrictamente de promoción y consensuadas con el sector turístico. La propuesta salió adelante con los votos a favor de CiU, PSC, Ciudadanos, PP y Guanyem y la abstención de ERC.

Salou es el segundo municipio catalán, por detrás de Barcelona, que más recauda por esta tasa, en torno a 2,5 millones de euros al año. De esta cantidad, el Govern gestiona directamente el 70% y traspasa el resto a las administraciones locales para que lo empleen en participación en ferias, diseño e impresión de material gráfico promocional, aplicación de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) o publicidad en medios de comunicación.

«Con este incremento del 20%, pretendemos que exista un equilibrio entre la cuantía que gestiona la Generalitat y la de los ayuntamientos», apuntó el portavoz del PP, Mario García, que abogó por que el ejecutivo catalán no ponga límites a las administraciones locales a la hora de decidir a qué dedican el dinero de este impuesto.

Propone, por ejemplo, usarlo para mantenimiento de la vía pública. «La promoción turística es mucho más que ir a ferias; la imagen de la ciudad y la calidad de sus servicios también repercuten en la promoción. Si un visitante no se marcha contento, no transmitirá fuera una visión positiva de Salou». Eso sí, matizó que su intención «no es reducir la promoción».

Precisamente, el equipo de gobierno (CiU y PSC) incorporó a última hora una enmienda a la moción para asegurar que los cambios planteados en la tasa turística no supongan una merma de la promoción que llevan a cabo tanto la Generalitat como el consistorio. «En caso de que el Govern acepte incrementar el porcentaje que reciben los ayuntamientos, deberá compensarlo con otros recursos para mantener la promoción», señaló el concejal de Turismo, Benet Presas (CiU). Y recordó que «la voluntad del sector privado de alojamientos, que es el que lo cobra, es que se mantenga esa apuesta».

Alexandre Boquet, portavoz de ERC, único grupo que no votó a favor, indicó que está de acuerdo con que haya una redistribución de la tasa, pero discrepa con las cifras: «¿Por qué no pedimos un 70 o un 80% para la administración local?». Se mostró favorable a poder invertir en «recursos turísticos», como las playas, un edificio histórico o un espacio singular o incluso para contrarrestar los gastos extra que Salou asume durante la temporada turística debido al incremento de su población.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Marta Cortés, reclamó que Salou se equipare a Barcelona, municipio que tiene un convenio específico con la Generalitat que le otorga más margen de maniobra a la hora de gestionar estos fondos, «para mejorar la experiencia de los visitantes, que es la mejor promoción que podemos hacer». También apuntó la posibilidad de replantear el convenio conjunto que tienen Salou, Cambrils y Vila-seca con la Diputació de Tarragona.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También