Costa Policia

Salou pierde el refuerzo nocturno de los Mossos

El sindicato de Mossos USPAC considera que faltan efectivos, pero Interior garantiza la seguridad en el municipio

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
La comisaría de Mossos d’Esquadra de Salou. FOTO: Alba Mariné

La comisaría de Mossos d’Esquadra de Salou. FOTO: Alba Mariné

Desde principios del mes de agosto Salou ha perdido el refuerzo nocturno de la Brigada Mòbil (BRIMO) de los Mossos d’Esquadra. Según explica el sindicato de Mossos USPAC, estas unidades se han destinado a reforzar la seguridad en Barcelona en puntos como Ciutat Vella, el Port Olímpic o La Mina.

Desde el Departament d’Interior de la Generalitat señalan que el municipio no ha perdido efectivos policiales y que el dispositivo durante la temporada turística, cuando Salou dobla su población, sigue siendo el que ya se había previsto. Interior no ha querido entrar en los detalles del dispositivo, pero aseguran que tan solo se trata de una reorganización interna del cuerpo policial.

Las alarmas saltaron la semana pasada en el Ayuntamiento de Salou al conocerse la noticia. Se reunieron de urgencia para tratar la cuestión el alcalde Pere Granados, la concejal de Seguretat, Julia Gómez, el jefe de la Regió Policial del Camp de Tarragona de Mossos, Josep M. Estela y el director dels Serveis Territorials d’Interior, Juan Carlos de la Monja, entre otros. Tras esta reunión, el alcalde aseguró que en Salou «se mantiene el refuerzo y dotaciones de Mossos como estaba previsto», y que, por tanto, «Salou continuará disponiendo de una buena presencia de efectivos policial en las calles que garantizan unos niveles óptimos de seguridad ciudadana».

Desde Interior no han querido hacer declaraciones respecto a las críticas y reivindicaciones de los sindicatos.

Cabe recordar que el sindicato de Mossos d’Esquadra también reclamó el año pasado a la Direcció General de la Policia que la Brigada Mòbil (BRIMO) dejase de hacer el servicio nocturno de verano en Salou para la seguridad de los agentes. Es una petición que hicieron en distintas ocasiones el pasado verano. Los policías tienen que desplazarse del Complex Egara, en Sabadell, hasta Salou, y tienen que volver tras «muchas horas de trabajo en turno de noche», decían.

Disconformidad

Desde el sindicato USPAC explican que el año pasado las unidades de la BRIMO terminaban una hora más temprano para evitar estar expuestos a accidentes con el sol de primera hora de la mañana que dificulta la visión a la hora de conducir. Aún así, exponen que la medida les pareció una «chapuza» porque si lo que quieren es reforzar la seguridad, precisamente terminaban su servicio en la misma hora que los locales de ocio se vacían y es cuando precisamente pueden producirse muchas más incidencias. «Es incongruente», considera la representante del sindiato USPAC, Montse Blanch.

Temas

Comentarios

Lea También