Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou prohíbe al Port dragar arena de su costa que beneficia a La Pineda

La Autoritat Portuària recibió una resolución para cesar la actividad. La solicitud llegó cuando los trabajos ya habían terminado

Diari de Tarragona

Whatsapp
La draga coge arena del lecho marino de enfrente de la cantera, en término de Salou, y la canaliza hasta la orilla de La Pineda (Vila-seca). Foto: lluís milián

La draga coge arena del lecho marino de enfrente de la cantera, en término de Salou, y la canaliza hasta la orilla de La Pineda (Vila-seca). Foto: lluís milián

La Junta de Govern Local de Salou del pasado 2 de junio aprobó una resolución para intentar frenar la constante erosión de sus playas, básicamente la Llarga y Llevant, pero también algunas de las calas de Cap Salou. «El fuerte temporal de invierno ha provocado una erosión importante y a pesar de los esfuerzos de aportaciones de arena, todavía vemos las secuelas de los temporales», admite la concejal de Platges de Salou, Julia Goméz.

El problema, en plena temporada alta, tiene difícil solución, pero el equipo de gobierno pretende que no se repita en los próximos años. En la resolución del pasado 2 de junio la Junta de Gobierno por unanimidad acordó «requerir a la Autoritat Portuària de Tarragona para que cese, con carácter inmediato, las acciones de dragaje de arena a las playas de Salou, por el perjuicio que esto comporta al municipio y aquellas, principal atractivo turístico de Salou».

La resolución tenía otros dos puntos. El primero requerir a la APT que mantenga informado al Ayuntamiento de cualquier acción en este sentido y que enviara la documentación ambieltal y jurídica que justifica esta extracción de arena de sutérmino municipal.

Salou se apoya en un documento técnico elaborado en noviembre de 2008. Argumenta que tras cuatro años (empezó en 2004) de extracción de arena de enfrente de la cantera de Cap Salou y traslado de muchos metros cúbicos de este depósito natural para hacer crecer la playa de La Pineda es perjudicial para el resto de playas hacia el sur.

El informe habla de las corrientes marítimas y de la reposición cíclica de arena.  Pero al construirse la prolongación del dique de Llevant del Port de Tarragona y perderse el cabal de agua del Francolí, la playa de La Pineda estaba condenada a morir si no había reposiciones permanentes y diques de contención a ambos lados: Els Prats y el Racó.

Las medidas compensatorias, registradas en el BOE de noviembre de 2003 –allí está la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto–, obligaban a la Autoritat Portuària a regenerar la playa cada primavera durante dos décadas con 100.000 metros cúbicos de arena. Y este año, de forma excepcional 130.000. 

Cantidad y calidad
Cada mayo, el Port asume el coste de alquiler de una draga y de los trabajos de reposición en la playa de La Pineda. La arena que se deposita en la parte central de este núcleo turístico de Vila-seca se extrae de la zona del Racó, pegado con el límite de Salou y también del depósito que queda frenado enfrente de la cantera de Cap Salou.

La draga absorbe los metros cúbicos necesarios y los vierte en una manguera enorme que succionando termina escupiendo esa arena en la playa, que luego se reparte con excavadoras.

«Este banco de arena natural es el que nutre las playas de Salou. Si extraen grandes cantidades, impide que la arena repoble nuestras playas y no podemos perder nuestro principal atractivo», se defiende Gómez.

Por ello, el alcalde de Salou, Pere Granados, ya llevaba tiempo lanzando globos sonda sobre la causa de la pérdida de arena y miraba de reojo al municipio vecino.

La resolución oficial del 2 de junio no deja margen de dudas y pide al Port que no se lleve arena de este depósito enfrente de la cantera para la playa vecina de La Pineda.

Desde el Ayuntamiento de Vila-seca no se quiere iniciar una guerra con Salou y han declinado opinar sobre la resolución de Junta de Gobierno Local. Sí recuerdan, pero, que la reposición es compensatoria por la construcción del dique del puerto comercial de Tarragona y que está avalada por informes jurídicos y medioambientales.

El Port por su parte ha explicado que «estamos estudiando toda la documentación técnica aportada por el Ayuntamiento y a la vez estamos valorando la opción de hacer estudios técnicos complementarios adecuados que faciliten identificar de forma objetivoa el diagnóstico del problema así como el origen de las posibles causas».

Comentarios

Lea También