Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou reivindica la conexión con el Corredor del Mediterrani

El municipio pide que Fomento cumpla con los compromisos adquiridos y defiende el desmantelamiento de la vía

Núria Riu

Whatsapp

Salou asegura que no se quedará sin estación de tren a pesar de que el Ministerio de Fomento tiene previsto desmantelar la vía de costa y de que el Gobierno de Madrid no ha concretado un calendario para el nuevo apeadero de Salou-PortAventura. El alcalde de este municipio, Pere Granados, defendió que «tenemos conectividad ferroviaria y esperamos poder incrementarla». No obstante, son muchos los interrogantes y las negociaciones entre las diferentes administraciones que deberán llevarse a cabo en los próximos meses.

Granados reivindicó «la conexión con el Corredor del Mediterrani» de este municipio. Y afirmó que ésta pasa por que el Ejecutivo Central «cumpla» con los compromisos suscritos. En este sentido, recordó que el Ministerio de Fomento y Ayuntamiento acordaron en el año 2011 –cuando el titular era José Blanco– la construcción de una nueva estación en el entorno de PortAventura. «Ésta debía financiarse con la operación urbanística a partir del desmantelamiento de las vías», describió el alcalde.

Fuera de la línea principal
Por su parte, y según este mismo acuerdo, Fomento se hacía cargo de la construcción de una conexión con ancho europeo desde Vila-seca a la futura estación. Se trata de un tramo de poco más de un kilómetro de longitud al que Granados se refirió como «el salto del carnero» y que debe permitir que la capital de la Costa Daurada no se quede desconectada del Corredor del Mediterrani. Pese a ello, no se ha avanzado en este sentido y las plataformas en defensa del transporte público ponen en duda que la solución adoptada beneficie la conectividad de este municipio dado que Salou-PortAventura queda fuera de la línea principal. 

Granados arremetió contra el Ministerio de Fomento porque hasta el momento no se ha avanzado en los compromisos adquiridos. «Es un incumplimientos más del Estado, como con la estación central», apuntó el dirigente de la Fups. 

A favor del tranvía
La comparecencia del alcalde de Salou se producía después de que la semana pasada se conoció que el Gobierno de Madrid procederá a desmantelar la vía de costa tan buen punto se ponga en funcionamiento la nueva línea Vandellòs-La Secuita. La respuesta ha generado ampollas. Sobre todo entre los que defienden que la vía debe reconvertirse para que pueda ofrecer un servicio tranviario desde Cambrils a Tarragona y que conecte también con Reus. 

Granados defendió que la supresión de la línea férrea es «un anhelo histórico» que «permitirá que Salou tenga la transformación urbanística más importante de su historia». Y, en este sentido, se escudó la respuesta que daba Fomento que daba a conocer que hay una declaración de impacto ambiental del año 2002 en la que se establece la necesidad de desmantelar la vía actual cuando entre en servicio la nueva plataforma. «Es una cuestión de legalidad. Salou apuesta por el tranvía pero las vías actuales no pueden seguir porque es una imposición legal», decía Granados. 

El Ayuntamiento tiene a punto el asfalto para el día que dejen de pasar los trenes

De hecho, desde la administración local ya se ha pensado en el día después. El alcalde apuntó que «cuando los trenes dejen de pasar pondremos asfalto para que tantos los vehículos como las personas puedan pasar de un lado a otro». Una medida provisional a la espera de poder impulsar el proyecto de urbanización de este espacio que el Gobierno local hace tiempo que tiene en el cajón a la espera de la eliminación de este cinturón ferroviario. «Tendremos un vial que nos garantizará más calidad de vida y nuevos servicios con un espacio en el que pueda construirse el futuro tranvía», argumentó.

El proyecto debe impulsarlo la Generalitat que, de hecho, en julio de 2016 avanzó que iniciaba el estudio para implantar un servicio tranviario en esta línea desde Cambrils a Tarragona y que conectase también con la estación central y el aeropuerto de Reus. La iniciativa quiere reconvertir el trazado de la línea existente para prestar este servicio, con el objetivo de abaratar un proyecto que planteado desde cero supondría una inversión de tiempo y dinero considerable. A pesar de mostrarse a favor de la iniciativa, Granados reiteró que el proyecto no podrá hacerse sobre las vías existentes. «La viabilidad no es una cuestión de precio sino de legalidad y hay una declaración de impacto ambiental que dice que debe desmantelarse la vía».

Temas

Comentarios

Lea También