Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sant Vicenç de Calders recupera una antigua muela de aceite

Dataría del siglo XIV y pudo funcionar hasta el siglo XVIII

José M. Baselga

Whatsapp
La inauguración de la muela olearia de Sant Vicenç.

La inauguración de la muela olearia de Sant Vicenç.

Hasta 1946 Sant Vicenç de Calders fue un municipio independiente que, además de la cima donde está el pueblo, comprendía las playas de Coma-ruga y del Francàs y la estación de Sant Vicenç.

La principal actividad del núcleos, antes y después de ser independiente, era la agricultura. De hecho el núcleo es muy conocido por la prensa ‘de lliure’ de Mas Borràs

Esa prensa, con un brazo de once metros y medio todavía puede vese en funcionamiento en fiestas. Se usaba para elaborar vino y aceite y se usó de manera continuada hasta los años 60.

La prensa de Mas Borràs.

La elaboración de aceite  se dejó en los años 40 por la introducción de técnicas más modernas  y por las nuevas exigencias que se aplicaban.

Sin embargo el aceite forma parte de la esencia de Sant Vicenç de Calders. Ahora el núcleo ha recuperado una antigua muela  olearia medieval que ha convertido en monumento. El objetivo es reivindicar ese pasado agrícola y que también los visitantes conozcan su historia.

Hasta el XVIII
La muela olearia de Sant Vicenç de Calders pertenecía a un antiguo molino cuyo propietario era la familia Miró. Según explica Josep Borrut, de la asociación de vecinos de Sant Vicenç de Calders, la muela dataría del siglo XIV.  

A partir de una normativa sobre la elaboración del aceite del abad de Sant Cugat, que era el señor feudal de la zona, se instaló la prensa en el camino de Sant Vicenç a Albinyana, en lo que de hecho se llamaba calle del Trull. Podría haber funcionado hasta el siglo XVIII. A partir de entonces quedó abandonado. 

Diversas partes están en jardines de casas del núcleo. Pero se ha logrado recuperar algunos de los elementos como la balsa de acumulación de agua y la propia muela. Los vecinos propusieron al Ayuntamiento colocarla en un lugar destacado de Sant Vicenç de Calders. Hace unos días fue inaugurada con una fiesta popular.

Josep Borrut, también es miembro de la Asociación Olearum, Cultura y Patrimonio del Aceite, una entidad que trabaja  para divulgar la cultura del olivo y el patrimonio relacionado con el aceite.

La iniciativa de recuperar la muela pretende que sea un punto de partida para la difusión del pasado agrícola de Sant Vicenç ligado al aceite y al paisaje de piedra seca que hay entorno al histórico núcleo.

Temas

Comentarios

Lea También