Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Se adopta bestia de fuego'

Tres jóvenes de Sant Jaume dels Domenys buscan hacerse con un elemento de cultura popular que alguna entidad ya no use

José M. Baselga

Whatsapp
Una imagen del Caramot de El Vendrell. Foto: Facebook Caramot

Una imagen del Caramot de El Vendrell. Foto: Facebook Caramot

Sant Jaume dels Domenys tiene una colla de Diables que por iniciativa de un grupo de jóvenes del municipio arrancó en 1985. La implicación por el elemento festivo movilizó a todo el pueblo.

 Macari Calaf decoró aquellos trajes de ropa de sacos que había cortado Maria Dolors Mestre y que ayudaron a confeccionar muchos vecinos. La colla creció y en sólo tres años ya impulsó la creación del Drac petit, que es un símbolo del municipio.

Pero tres jóvenes de la localidad pretenden impulsar una nueva entidad de foc y buscan una bestia con la que poder salir en las fiestas. Para ello han lanzado una campaña para poder adoptar una bestia que alguna entidad ya no  utilice.

Sin uso
A través de las redes buscan una bestia sin uso en el Camp de Tarragona. El elemento de cultura popular se incorporaría al Seguici de Sant Jaume dels Domenys junto a los diables, del Drac, Gegants recuperados recientemente y los bastoners.

Preferirían que fuese una bestia de fuego. Aunque intentan  la adopción, también están dispuestos a negociar el poder recibir algún elemento aportando alguna cantidad «razonable». 

Aitor Claramunt, uno de los impulsores de la campaña para adoptar a una bestia de fuego, explica que la idea «es poder conseguir una mulassa», pero tampoco hacen feos a un lleó, un àliga o un drac. De momento reconoce que no han tenido ofertas pero sí que su campaña ha logrado un gran interés más allá de Sant Jaume dels Domenys.

Participativos
El joven explica que hay localidades que han renovado sus bestias de fuego  y las han cedido a otros municipios. Es una forma de que esos elementos festivos tengan continuidad. También señalan que es una forma de que los seguicis populares de los pueblos cada vez sean más participativos y se conviertan en referente cultural de la demarcación para que  no caigan en el olvido en los municipios más pequeños.

De momento, para quien pueda entregar en adopción una bestia de fuego dejan el teléfono 651 99 24 55 o el correo aitorclaramunt@gmail.com.

Temas

Comentarios

Lea También