Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis meses ininterrumpidos de lucha por los presos

Avis i àvies per la Llibertat. La marcha de cada miércoles contó ayer con la presencia de una decena de unionistas que les gritaron «golpistas»

Cristina Sierra

Whatsapp
Un momento del recorrido de los abuelos con varias personas con banderas españolas al fondo.  FOTO:C.s.

Un momento del recorrido de los abuelos con varias personas con banderas españolas al fondo. FOTO:C.s.

N i en día festivo descansan. Los ‘Avis i Àvies per la Llibertat de Cambrils’ se concentraron una semana más en la plaça de la Vila para reclamar la libertad de los presos políticos. A pesar de ser 15 de agosto, el colectivo cumplía ayer los seis meses de concentraciones ininterrumpidas. Una fecha señalada que contó con la participación de muchos cambrilenses, agrupaciones de poblaciones vecinas y turistas que se sumaron a la marcha. Entre ellos, una pareja de Santpedor que mostraron su apoyo a Manel Palacios, impulsor del grupo, con la frase: «No defalliu». 

“Nuestro objetivo era y es hacernos escuchar, que la gente sepa lo que ocurre”
Manel Palacios

Más de 400 personas tiñeron la plaza de amarillo con sus camisetas, gorras, lazos y paraguas que sirvieron para protegerse de un sol asfixiante. Asimismo, portaron las pancartas y fotografías de los políticos que están en prisión o exiliados con las que hacen el recorrido cada semana. Antes de iniciar la marcha, Palacios tomó la palabra para agradecer el apoyo y más en un día tan señalado en el que muchas personas están disfrutando de sus vacaciones. El acto contó con una actuación musical de una de las abuelas que pertenecen a la entidad, que tocó El Cant dels Ocells y La Flama del Canigó al violín. Además, se guardó un minuto de silencio por las víctimas del hundimiento del viaducto de Morandi en Génova (Italia).  

Sin entrar en provocaciones
Tras el momento emotivo, el colectivo inició el recorrido habitual, por la calle de Gimbernat. Allí les esperaban una decena de unionistas con las banderas de España y Tabarnia. La consigna era muy clara: no entrar en provocaciones. Y así lo hicieron.

Con el mercadillo lleno de turistas, algunos de ellos no dudaron en inmortalizar con sus ‘smartphones’ el momento, y con un mayor control policial, els ‘Avis i Àvies per la Llibertat’ se manifestaron de forma pacífica gritando: «Ni un pas enrere, som república» y «Llibertat presos polítics». El momento más tenso fue cuando se cruzaron con los unionistas. Hace una semana, en este mismo punto, una persona increpó a los abuelos y agredió a un periodista que estaba cubriendo la manifestación. Ayer, el grupo solo hizo acto de presencia unos minutos, los suficientes para desplegar sus banderas y llamar «golpistas» a los independentistas. Incluso alguno de ellos saltaba de manera exagerada mientras gritaban: «Yo soy español, español, español», «Viva España» o «Elecciones». 

La concentración empezó y acabó en la Plaça de la Vila. FOTO: C.SIERRA

La concentración siguió con absoluta normalidad hacia la calle Hospital para volver a la Plaça de la Vila y el grupo minoritario desapareció en cuestión de segundos. 

A la vuelta, los abuelos y las personas que los acompañaban gritaban «Fora feixistes dels nostres carrers» y «Us volem a casa, ni un pas enrere». Los participantes cantaron L’Estaca y El Cant dels Segadors y acabaron la concentración con un «Visca Catalunya lliure, vista la república».

«No hemos fallado nunca»
Tras la manifestación, Manel Palacios expresó al Diari su orgullo por no haber cancelado ningún día la marcha durante seis meses. «No hemos fallado nunca, esta es la gran valoración que hago de todo este tiempo. En invierno siempre éramos más pero ahora con el buen tiempo habíamos tenido unas cuantas bajas, no muchas, pero en verano están las vacaciones y es más complicado reunirnos todos. No obstante, seguimos manteniéndonos firmes», afirmó.

El impulsor también aseguró que la elección de los miércoles no era casual, sino que se había escogido expresamente porque ese día se organiza el mercado ambulante en la Vila. «Nuestro objetivo era y es hacernos escuchar, que la gente sepa lo que ocurre», dijo.

Palacios manifestó que continuarán con las concentraciones hasta que los políticos salgan de la cárcel y los exiliados vuelvan a sus casas. Asimismo mostró su satisfacción por la «mancha de aceite» que los abuelos, los impulsores fueron los ‘Avis i Àvies per la Llibertat de Reus’, han conseguido en todo el territorio catalán con sus protestas semanales. 

Temas

Comentarios

Lea También