Si cedo el terreno, también pongo el nombre a la calle en Calafell

El hacendado Joan Hugué cedió terrenos para poder trazar el vial, pero reclamó poner el nombre a la vía. Hoy ese trazado está en obras para su peatonalización

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
La calle Jesús de Calafell en la década de los sesenta.

La calle Jesús de Calafell en la década de los sesenta.

Está previsto que las obras de la calle Jesús, en el núcleo del pueblo de Calafell, finalicen antes de acabar el año. Es uno de los principales ejes viarios de la zona histórica y con los trabajos pretende potenciarse todo el núcleo.

La calle Jesús fue de las primeras del núcleo histórico. Pero no siempre tuvo ese nombre. Lo explica el historiador Joan Santacana en su blog Didàctica del Patrimoni Cultural.

A mediados del siglo XIX en Calafell había nueve calles, todas en el núcleo del pueblo. La playa era una zona de marismas y sólo con algunas casetas para que los pescadores guardasen las barcas y pernoctasen.

La calle Jesús de Calafell en los años 60.

El rector anotaba en su libreta a las familias que cumplían con el precepto pascual. Y con ello se ha podido saber el nombre de las calles. En 1852 eran las calles Major, donde vivían las familias más pudientes, la calle «detrás del castillo» (hoy de L’Aire), la de Les Roques (hoy Les Penyes), la del Castell, la de la Torra (Torredembarra), de la Barceloneta, del Pou el del mar, de L’Església y la calle de Cal Ventosa, que hoy sería la de Jesús.

Desde 1955

Tres años después el rector incorpora en su libreta la plaza Major (hoy de la Constitució), la calle Major, la de L’Aire, Llacuna, Esglèsia, Les Penyes, del Castell, de la Torra, Barceloneta, de Mar, del Pou, de Sant Antoni, la de Sant Joan y ahora la de Jesús. También hace referencia a las botigues de Mar de la playa, a algunas masías y las casas de Montpeó, ya desparecidas.

El hacendado Joan Hugué.

El historiador Joan Santacana ha investigado el origen del nombre de la calle Jesús, también presente en otras muchas localidades. Y todo apunta a que fue la voluntad del hacendado del municipio Joan Hugué Carbonell (1807-1885) que tuvo que ceder parte de sus terrenos para el trazado de la calle. Pero puso como condición que tuviese el nombre de Jesús.

Aceptada la condición, no fue hasta pasado el tiempo que planteó asfaltar la calle con el entonces alcalde Andreu Santacana. En 1954 alertó que las calles de la población estaban «en un estado deplorable» y que como para la pavimentación se necesitaba tiempo, propuso «tapar y reparar con tierras los baches y demás depresiones existentes en las calles, es decir una reparación superficial e interina».

El bar El Faro, en la calle Jesús de Calafell.

Fue el arquitecto Jordán que también acondicionó las calles del núcleo de la playa quien fue el escogido para el núcleo del pueblo. La prioridad fue enlazar la calle Jesús con la carretera. El asfaltado de la calle pudo inaugurarse en 1955. Se hizo también la de la farola que se colocó en el cruce con la carretera. Aquella farola fue toda una novedad que dio lugar al histórico Bar el Faro, como relata Santacana.

La calle Jesús de Calafell en obras para su peatonalización.

Los trabajos de nueva pavimentación de la calle Jesús son seis décadas después de aquel asaltado que ayudó a transformar el núcleo del pueblo.

Temas

Comentarios

Lea También