Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Siete escultores para un pesebre de arena más grande que nunca en La Pineda

Las figuras ya empiezan a tomar forma, pero existe un secreto para que no se desvele el estilo de las mismas

Whatsapp
El pesebre de arena de La Pineda está tomando forma. Se utilizan unas 400 toneladas de material. FOTO: PERE FERRÉ

El pesebre de arena de La Pineda está tomando forma. Se utilizan unas 400 toneladas de material. FOTO: PERE FERRÉ

160 metros cuadrados del Pinar del Perruquet están vallados desde hace un par de días. Siete escultores, dirigidos por Núria Vallverdú, tienen de plazo hasta el sábado por la tarde para terminar el belén de arena que cada Navidad preside un tramo de la playa de Vila-seca.

Las novedades de este 2016 son el incremento de metros cúbicos de arena usada –280– y el espacio que ocuparán entre las palmeras de una esquina de este parque público. El objetivo es seguir fidelizando a los vecinos y visitantes a La Pineda para que disfruten, de forma gratuita, de uno de los pesebres de arena más antiguos del mundo.

Las figuras, repartidas en esta esquina del parque, ya empiezan a tomar forma, pero existe un secreto entre los autores y el Patronat de Turisme para que no se desvele el estilo de figuras que se podrán ver hasta el próximo 8 de enero.

Algunas de ellas, ya muy avanzadas, dan pie a diversas hipótesis. Una de las ideas que corre entre los visitantes que ya se asoman al belén a medio terminar apunta que la música tendrá importancia en la composición final. De hecho, una de las figuras es una cantante –micrófono y altavoz al lado–, posiblemente afroamericana, lo que suscita que el tema artístico tenga mucho que ver con el resultado final.

Pere Segura, concejal de Turisme, remarca que «el emplazamiento en el Pinar del Perruquet atiende a muchas razones prácticas: seguridad (hay cámaras de vigilancia), accesibilidad (también para personas de movilidad reducida), protección meteorológica (un edificio protege del viento) y visibilidad». Este año, con la ampliación del recinto, se creará un itinerario más amplio para el disfrute de las figuras y se ha pensado en minimizar las vallas que lo protegen para que fotográficamente también sea del agrado de los visitantes.

Las previsiones de visitantes del belén son optimistas. El Patronat de Turisme confía en que a lo largo de estas cinco semanas miles de visitantes disfruten del belén de arena. –

j.cabré

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También