Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Socios productores de la Cooperativa se unen para defender sus intereses

No pueden disponer del dinero de la Caixa Agrària e introducen producción, pero sin cobrar en los plazos establecidos

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de las instalaciones de la Cooperativa, en la carretera de Montbrió. Foto: alba mariné

Imagen de las instalaciones de la Cooperativa, en la carretera de Montbrió. Foto: alba mariné

Los socios productores de la Cooperativa Agrícola de Cambrils –son unos 400– empiezan a movilizarse para defender sus intereses. Lo hacen unidos en un grupo que han bautizado como El Tros. Su posición es muy compleja. Desde el 22 de diciembre, cuando cerraron las oficinas de la sección de crédito, no pueden disponer del dinero que tenían en la Caixa Agrària. Pero siguen entrando su producción en la Cooperativa, aunque aseguran que no la cobran en los plazos establecidos. Ellos mismos definen su situación personal como «muy comprometida», y sus familias viven con especial dificultad el día a día, tanto a nivel económico como laboral.

Aportaciones obligatorias

Los socios productores, además, tienen otro contratiempo: deben realizar las aportaciones obligatorias correspondientes según su volumen de producción, en el marco del plan de viabilidad de la entidad. Algunos ya las han realizado, pero otros aseguran que les es imposible, que no tienen dinero para asumir el pago. «El dinero está bloqueado, mi trabajo lo cobro con retraso y tengo una familia para mantener», lamenta un afectado.

Los impulsores de la agrupación El Tros señalan que están en busca de responsabilidades por parte de diferentes gestores de la entidad, y que prevén llevar a cabo acciones de investigación y legales. De momento se están agrupando. Ya son una cuarentena. «Prácticamente todos los socios productores tenemos más o menos dinero en la Caixa Agrària», lamentan, asegurando sentirse preocupados, sobre todo, por el futuro que se les presenta, porque «somos los propietarios». Aún no han hecho efectiva ninguna denuncia, pero no descartan «en absoluto» llevar el tema ante la justicia.

Entre ellos hay realidades muy distintas. Hay quien tiene otro trabajo y puede sobrevivir, pero quienes más complicado lo tienen son los que se ganan la vida exclusivamente con la agricultura. «De entre los 400 socios productores, hay casos que son realmente muy duros», dicen.

Los impulsores de El Tros insisten en la importancia de poner los datos de que disponen en manos de expertos para que puedan analizar la situación actual y asesorarles sobre cómo proceder a partir de ahora.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También