Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Solos en PortAventura por una buena causa

Los 2.200 participantes de todas las edades de la séptima carrera solidaria Fun Run corren por el interior de PortAventura en beneficio de Pallapupas

Javier Díaz

Whatsapp
La carrera transcurrió junto a atracciones emblemáticas como Shambhala. FOTO: Alfredo González

La carrera transcurrió junto a atracciones emblemáticas como Shambhala. FOTO: Alfredo González

Para recorrer PortAventura de punta a punta en solo 20 minutos y 15 segundos hay que darse mucha maña. Ese es el tiempo que tardó ayer Girmay Gebrekiros en completar los seis kilómetros de la séptima edición de la Fun Run. Ganó la carrera.

La vencedora en categoría femenina fue Eva Palma, con 24 minutos y 24 segundos. Se beneficiaron de que el camino estaba despejado. Ni colas en el Dragon Khan ni paseantes en Polynesia.

De nueve a diez de la mañana, el parque estaba abierto exclusivamente para los 2.200 corredores de todas las edades que participaron en la prueba. Un privilegio. Entre los atletas se ‘colaron’ Spiderman y el Capitán América. 

El circuito dio la vuelta a un mundo de atrezo, con vistas al Mediterráneo, China, el Lejano Oeste y México. Un recorrido exigente con continuas subidas y bajadas que arrancó en el centro de convenciones y transcurrió junto a atracciones emblemáticas como Shambhala o Furius Baco.

El primer aviso de que aquello iba en serio fue la cuesta que une el Oeste americano y México. Si alguien no había calentado aún, ahí seguro que ya cogió temperatura. El magnífico escenario y la buena temperatura (ya casi de verano) hicieron muy llevadero el esfuerzo durante toda la carrera.

La Fun Run dio una lección de superación. Foto: A.G

Hasta que llegó el tramo final por fuera del parque: el último kilómetro tenía una subidita de ‘sálvese quien pueda’.
El sofoco bien mereció la pena al tratarse de una causa solidaria.

La recaudación de la Fun Run, organizada por la Fundació PortAventura, se destinará a apoyar proyectos de Pallapupas, una organización sin ánimo de lucro que saca sonrisas a niños hospitalizados. Una labor que merece un gran aplauso. «En Pallapupas ayudamos anualmente a unos 30.000 niños hospitalizados de todo el país a afrontar su enfermedad.

No es fácil, pero proponemos el humor y el positivismo como herramientas fundamentales para poder afrontar las  situaciones adversas que se viven al padecer una enfermedad» explicó Angie Rosales, fundadora y directora de este colectivo.

Aparte de la carrera, hubo dos multitudinarias clases de zumba organizadas por la Asociación Oncológica Dr. Amadeu Pelegrí de Salou.

Esta actividad sirvió para homenajear a Murielle Reig, fundadora y presidenta de esta organización contra el cáncer, que falleció el pasado 1 de mayo. La mañana festiva se amenizó también con la presencia de los personajes de PortAventura World y SésamoAventura.

Los más pequeños participaron en pruebas infantiles. FOTO: A.G

«El espíritu de Fundació PortAventura siempre ha estado vinculado a proyectos solidarios donde la positividad y la diversión tienen un papel fundamental como recursos para mejorar la calidad de vida de las personas en situaciones de enfermedad, riesgo de exclusión social o con capacidades especiales.»

«Estamos muy contentos de que esta nueva edición de la Fun Run haya sido un nuevo éxito y sirva para reforzar los proyectos del equipo de Pallapupas», señaló Ramón Marsal, presidente de la fundación. Nos vemos en la próxima Fun Run.

Temas

Comentarios

Lea También