Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sombrillas okupa para una 'pole position' en la playa

Los municipios no saben cómo evitar que se coloquen sillas en la orilla a primera hora para reservar sitio

José M. Baselga

Whatsapp
La playa de Roda con sombrillas reservando espacio. FOTO: LANZA ARIZA

La playa de Roda con sombrillas reservando espacio. FOTO: LANZA ARIZA

No son todavía las ocho de la mañana y en la playa de Calafell es difícil encontrar sitio. También en Roda de Berà. Perfectamente alineadas hay decenas de sillas y sombrillas en primera línea... vacías. 

Es agosto y las playas se saturan pese a la aplastante solana y las recomendaciones de evitar ir a la playa a las horas de mayor insolación. Pero rechazada cualquier sugerencia, siempre es mejor estar lo más cerca del agua para plantar sombrillas y las sillas. 

Madrugar
Pero para lograr esa ‘pole position’ playera hay que madrugar.  Son muchos los que madrugan y bajan a la playa a primera hora de la mañana para reservar sitio. Una vez montado el campamento, regresan a casa, satisfechos de haber logrado el codiciado puesto. Son las sombrillas ‘okupa’.

Sillas a primera hora en la playa de Calafell.


Sin embargo esa acción genera, como cada verano, muchas quejas de quienes llegan a la playa para quedarse y se encuentran con una barrera de sillas, sombrillas y toallas vacías. Sólo falta un cartel de Reservado.

¿Quién puede multar?
Pero ¿se puede multar por reservar sitio en la playa? ¿Pueden retirarse esas pertenencias? ¿Quién puede hacerlo?
En Gandía esa picaresca puede ser multada con hasta 750 euros. En Torrevieja y en diferentes playas de la costa andaluza ya se han puesto algunas multas y decomisado sombrillas.

En la demarcación los principales problemas son en playas donde el espacio es más reducido como Roda de Berà y tramos de Calafell o Cunit.

La playa de Calafell.

Cunit redactó  hace unos años una ordenanza que prohibe esa reserva de sitio. Además de una multa, la retirada del material debe hacerlo la Policía Local, pero a requerimiento del bañista que lo pida. Y nadie lo hace.

La ordenanza contempla que si se llega a retirar el material, el propietario debe ir a recogerlo a dependencias policiales. Aunque se es consciente de que preferirá perder una sombrilla que enfrentarse a una multa de 700 euros. De hecho, no se ha puesto ninguna sanción.

Un pasillo
La ordenanza de Cunit regula incluso la distancia que debe haber entre esa primera línea de playa y la orilla del mar para dejar un paso a los que optan por caminar al borde del mar.

En Torrox (Málaga) la policía retira sombrillas 'okupa'

La reserva de sitio genera tensiones y discusiones entre los bañistas. En Calafell se pidió que se aprobase, pero no se llegó a redactar nada. De hecho no se contempla sancionar, como explica el alcalde Ramon Ferré. En El Vendrell tampoco se contempla.

No hay patrullas
Podría hacerse pero con un argumento poco sólido para hacer frente a la situación. La Policía Local o incluso los vigilantes de playa podrían retirar las sombrillas, sillas y hamacas que se dejen solas en la playa.  Normalmente las ordenanzas prohiben dejar utensilios particulares en la vía pública.  Pero no está claro que la playa sea vía pública y en todo caso es una zona de titularidad del Ministerio

En algunos municipios se prohibe que las hamacas y sillas particulares estén por delante de las que colocan empresas con la concesión para alquilar ese servicio. Y estas deben de estar alejadas de la orilla unos seis metros. Aunque esta medida levanta las quejas de los ciudadanos que consideran que es una manera de reservar el mejor espacio a quien pague y a a las empresas que tiene la concesión las hamacas y sombrillas.

Temas

Comentarios

Lea También