Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Suprimen nombres franquistas de calles de Calafell para recuperar los históricos

La calle de Caiguts recupera su designación como de Viola y la ahora Màrtirs volverá a llamarse de Les Eres como hasta 1941

José M. Baselga

Whatsapp
Vecinos han colocado el histórico nombre. Foto: JMB

Vecinos han colocado el histórico nombre. Foto: JMB

Calafell restituirá los nombres de dos calles del núcleo del pueblo que históricamente eran las de Cal Viola y de Les Eres pero que en 1941, y por imposición del régimen franquista, fueron rebautizadas como de los Mártires y de los Caídos a pesar de que con el tiempo se catalanizaron como Caiguts y Màrtirs.

La recuperación de los nombres históricos de esas calles es por una moción de la CUP, en la oposición municipal, que pide eliminar del callejero las reminiscencias franquistas y cualquier otro símbolo que ensalce al pasado régimen.

El Ayuntamiento también creará una comisión para analizar el callejero por si hay más nombres con recuerdos franquistas como sería la calle Comtessa del Castell de la Mota, que fue Pilar Primo de Rivera, delegada de la Sección Femenina de la Falange y hermana de José Antonio, fundador de la Falange.

Buscar nombres

La supresión de las calles Caiguts y Màrtirs será inmediata ya que se conoce el anterior nombre que tenían y es el que recuperará. Por su parte la calle del Castell de la Mota y otras que pueda detectar la comisión se remplazarán después de proponer nuevos nombres de forma consensuada a nivel político e incluso con los vecinos.

La CUPrechazo la posibilidad de que permanezcan los nombres de Caiguts y Màrtirs en un intento de hacer creer que recuerdan a todas las víctimas de la Guerra Civil. El estudio del callejero de la localidad que hizo en 1997 el historiador Joan Santacana señalaba el franquismo de los dos nombres.

A pesar de la abreviación en las placas de las fachadas, el registro real es el de calle de Caídos por Dios y por España y se nombró así en recuerdo a la Falange. Por su parte la calle Màrtirs está inscrita como Mártires de la Tradición, para recordar a los requetés que lucharon en el bando franquista.

Valor especial

El Ayuntamiento aprobó por mayoría recuperar los nombres históricos. En este sentido la CUPseñaló que «tiene un valor especial ya que corresponden a topónimos nacidos por vía natural» y que surgieron «una realidad social o física y su bautismo era la oficialización de una denominación ya consolidada entre los vecinos». El Ayuntamiento informará a los vecinos de los cambios en sus calles y les ayudará en las tramitaciones.

La moción de la CUPtambién planteó crear una comisión que revise si hay otros nombres que rememoren el franquismo y que debe estar acabado en seis meses. La comisión también debe proponer alternativas priorizando el recuerdo de aquellos que han aportado a la cultura o la sociedad de Calafell.

La actuación debería plantear mecanismos de participación ciudadana para escoger los nombres con los que designar las calles y espacios públicos. La participación ciudadana debería ser de todo el municipio y no sólo de los vecinos que residan en la calle a la que vaya a ponerse un nombre.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También