Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Susto por una serpiente en un párking de Cambrils

La culebra de escalera es una especie inofensiva, autóctona y protegida. La Patrulla Verde la cazó y la devolvió a su hábitat

Jordi Cabré

Whatsapp
Ejemplar de culebra de escalera. FOTO: guadamarristas.com

Ejemplar de culebra de escalera. FOTO: guadamarristas.com

Sólo eran 60 centímetros, pero la vecina de un edificio de la calle País Basc de Cambrils no las tenía todas. Al ver al reptil moviéndose por el aparcamiento, llamó a la Policía Local de la ciudad para pedir ayuda. La llamada se efectuaba durante la noche de sábado.

En Cambrils, la unidad dedicada al medioambiente es la Patrulla Verde, que tras recibir el aviso de la centralita se personó hasta el edificio de la calle País Basc en busca del ejemplar.

Los agentes, expertos en capturar animales, se personaron en el aparcamiento y tras una primera ojeada, se prepararon para capturar a la culebra blanca (Rhinechis scalaris), un ejemplar común en toda la península ibérica e inofensiva para los humanos. No tiene glándulas venenosas.

Los agentes de la Patrulla Verda colocaron el ejemplar joven (puede medir el doble en edad adulta) y se la llevaron hasta la zona rural de la ciudad, donde la liberaron.

La culebra de escalera es una serpiente robusta que puede superar el metro y medio de longitud. No existen grandes diferencias entre machos y hembras.

Los ejemplares jóvenes dcomo el que se capturó en un aparcamiento de Cambrils presentan dos franjas que recorren la parte superior de su cuerpo hasta la cola, con una serie de manchas transversales que dan al conjunto un aspecto que recuerda al de una escalera, de ahí su nombre común.

Los tejónes sacados de una balsa

Por otra parte, el pasado viernes día 8, los Agents Rurals de la Generalitat explicaban que durante ese día habían rescatado sanos y salvo a tres ejemplares de tejones comunes de una balsa vacía cercana a la zona del Parc Samà, en Cambrils.

Los agentes del Baix Camp bajaron al fondo de la balsa, donde los ejemplares habían quedado atrapados sin posibilidad de salir, y los rescataron en buen estado de salud. Los tres se han reintroducido a su hábitat.

Temas

Comentarios

Lea También